Masacre en Orlando

Madre de hispano residente en Brooklyn aún no cree que lo mataron en la masacre en Orlando

Gertrude Merced viaja este lunes de la Ciudad de Nueva York a Florida para comprobar que es cierto que su hijo falleció en el ataque.
13 Jun 2016 – 9:03 AM EDT

TEANECK, Nueva Jersey. – A las 11:00 de la noche del domingo, el teléfono sonó en la residencia de Gertrude Merced. Eran las autoridades de Orlando, Florida, que buscaban hablar con ella sobre su hijo de 25 años, Enrique Ríos, a quien identificaron como una de las víctimas mortales de la masacre en la discoteca gay Pulse.

“La policía me dijo que mi hijo fue identificado por los documentos que tenía en su cartera, pero para mí, eso no es suficiente… Hasta que no vea a mi hijo yo misma, mantengo la esperanza de que tal vez se equivocaron. Tal vez no se trate de él”, expresó Merced, de 48 años, al diario NY Daily News.

Según las autoridades en Orlando, Enrique Ríos, trabajador social, es una de las 39 personas que murieron dentro de la discoteca durante el ataque a disparos con el que Omar Saddiqui Mateen le arrebató la vida a 49 personas que disfrutaban de la noche latina.

Este lunes, Gertrude Merced tomaría un vuelo temprano rumbo a Orlando para despejar sus dudas. Será ella quien entonces confirme la noticia a los cinco hermanos de Enrique.

El trabajador social debía regresar a Brooklyn el domingo en la noche, luego de que viajara a Orlando el viernes para celebrar el cumpleaños de unas amistades. Amigos confirmaron a la familia que lo vieron dentro de la discoteca Pulse, pero que al comenzar los disparos todos se dispersaron dentro del local.

Vea también:

Más contenido de tu interés