null: nullpx
Actividad de Pandillas

Jeff Sessions visita Long Island para discutir la violencia de las pandillas de la MS-13

El fiscal general Jeff Sessions visita este viernes la isla a 50 millas de Manhattan, tras los asesinatos más recientes de cuatro jóvenes que la policía ha relacionado a la MS-13. Dos días antes de la reunión que Sessions tendrá con autoridades, el gobernador Andrew Cuomo anunció que policías estatales se unen a la ofensiva contra las pandillas como otro intento para atajar la violencia en esa área.
27 Abr 2017 – 5:48 PM EDT

LONG ISLAND, Nueva York. - Cuando Jeff Sessions se presente este viernes en la mañana en Central Islip, Long Island para reunirse con autoridades federales, estatales y locales, el tema de la violencia de las pandillas se instalará en un área que conoce de cerca el temor por la Mara Salvatrucha o MS-13.

Ese tema tomó dimensiones nacionales tras los asesinatos en septiembre de Kayla Cuevas y Nisa Mickens. Tenían 16 y 15 años, eran amigas, jugaban baloncesto. Unas semanas después de sus muertes, aparecieron los restos de José Peña Hernández, un joven de 18 años que estudiaba como ellas en la escuela secundaria de Brentwood y quien llevaba meses desaparecido.

Las muertes de ellos tres -Cuevas, Mickens y Peña- no fueron las únicas que comparten esos comunes denominadores de la juventud, Long Island como espacio de los hechos y la violencia. Aquel septiembre de 2016, las autoridades dieron también con los restos de Miguel García Morán y Oscar Josué Acosta.

En marzo pasado, el fiscal federal Robert Capers y el comisionado de la policía del condado Suffolk en Long Island, Timothy Sini, anunciaron la formulación de cargos y arrestos de presuntos miembros de MS-13 por los asesinatos en 2016 de Cuevas, Mickens y Peña Hernández.

Pero esa sensación de paz en la comunidad fue efímera cuando el 12 de abril, las autoridades dieron con cuatro cadáveres en un parque de Central Islip, en Long Island. El comisionado Sini indicó que los homicidios son cónsonos con el "modus operandi" de la pandilla MS-13. Los jóvenes se identificaron como Justin Llivicura, Jorge Tigre, Jefferson Villalobos y Michael Banegas. Tenían entre 16 y 18 años.


Otra vez el dolor, esta vez en cuatro familias más, y la preocupación en la comunidad.

Sessions está este viernes en Long Island para hablar con distintas autoridades sobre cómo erradicar la violencia de esta pandilla y los esfuerzos para reestablecer la seguridad pública, según el Departamento de Justicia.

La visita de Sessions se da entonces en ese contexto y luego que el presidente Donald Trump tuiteara la semana pasada que "las débiles políticas migratorias de la administración Obama permitieron que las malas pandillas MS-13 se desarrollaran en ciudades a través de Estados Unidos".

A través de uno de sus portavoces, la organización proinmigrante Make the Road dijo que "Sessions no es bienvenido" en Long Island.

"Queremos soluciones verdaderas, que protejan a nuestra comunidad", agregó el organizador Walter Barrientos. Make the Road planifica una protesta el viernes, según confirmaron sus portavoces a Noticias 41.

De cara a la visita del fiscal general de EEUU a Central Islip, donde el pasado 12 de abril las autoridades hallaron los cadáveres de Llivicura, Tigre, Villalobos y Banegas, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo anunció el miércoles que se creó una unidad de policías estatales para lidiar con este problema de seguridad.

La iniciativa supone que 25 de estos oficiales patrullarán los vecindarios de Central Islip y de Brentwood, y que seis investigadores se integrarán al equipo del FBI y a la policía de Suffolk para este esfuerzo que busca atajar la violencia de las pandillas. Estos policías estatales compartirán datos de inteligencia, equipo electrónico y vehículos con el FBI y la policía de Suffolk.

"Nuestro trabajo es decirle a la MS-13 que ya es suficiente. Haremos lo posible para detenerlos. Esperamos hacer una diferencia con este cuerpo de seguridad. No descansaremos hasta que estén fuera de sus actividades", aseguró Cuomo.

Ahora queda por ver el saldo de esa reunión entre las autoridades y el fiscal general Sessions, quien ha amenazado a las ciudades santuario y que tiene un importante papel en temas migratorios dentro de la administración Trump.

Vea también:

En fotos: Así nacieron y echaron raíces las pandillas centroamericanas en Estados Unidos

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés