null: nullpx
Arrestos

Aprehenden a hombre acusado de asesinato de su segunda esposa

Cerca de 20 agencias del orden, incluyendo el FBI, la DEA y ICE, colaboran para atrapar al presunto asesino de la colombiana Diana Alejandra Keel en Arizona
18 Mar 2019 – 10:46 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Rexford Lynn Keel Jr., acusado de asesinato en primer grado de su segunda esposa Diana Alejandra Keel Crédito: FB Diana Alejandra Keel

CAROLINA DEL NORTE, Raleigh.-La oficina del Oficina del Sheriff del Condado de Nash, en Carolina del Norte, confirmó la detención de Rexford Lynn Keel Jr., acusado de asesinato en primer grado de su segunda esposa Diana Alejandra Keel, de origen colombiano.

De acuerdo a las autoridades, la aprehensión se llevó a cabo en una parada de tránsito en la carretera interestatal 10, cerca de Tucson, en Arizona, a 30 minutos de Benson, la mañana del 17 de marzo.

La policía indicó que el hombre de 57 años fue detenido sin incidentes y también compartió en un comunicado de prensa: “Keel no hizo declaraciones, pero en su poder, había una gran suma de dinero y muchos recibos de Wells Fargo”.

Tras su aprehensión, Rexford Lynn Keel Jr., fue trasladado a la cárcel del condado de Pima, en Tucson, Arizona.

Brandon Medina, Jefe Adjunto de la Oficina del Sheriff del Condado de Nash agradeció a las cerca de 20 agencias del orden locales, estatales y federales, incluyendo el FBI, la DEA y ICE, así como a los departamentos de policía, la comunidad y medios de comunicación que contribuyeron para la localización del acusado de muerte en primer grado de su segunda esposa, Keel Jr.

¿CÓMO MURIÓ LA PRIMERA ESPOSA?
Elizabeth Edward Keel, fue la primera esposa de Rexford Lynn Keel y falleció hace 13 años.

De acuerdo al reporte policiaco, la muerte de Elizabeth se debió a una caída por las escaleras de su casa en el 2006.

El Dr. Dourty, médico forense realizó la autopsia y declaró que la muerte de Elizabeth Edward Keel había sido accidental debido a un contundente golpe en la cabeza.

ANTECEDENTES DEL CASO:


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés