null: nullpx
Seguridad y Prevención

Evite con estas medidas ser víctima de la bacteria “come carne” en las playas de Florida

La fascistis necrosante, causada por la infección de esta bacteria, puede ocasionarle la muerte en uno o dos días y aunque cualquier persona puede contraer esta enfermedad, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades indica que se puede minimizar las consecuencias fatales.
1 Jul 2019 – 1:20 PM EDT

La bacteria “come carne” es conocida como fascitis necrosante y es una infección poco común que penetra en la piel e incluso en el tejido subyacente, que se extiende de manera rápida por el cuerpo humano.

En los últimos 15 días fueron dos las víctimas de la “bacteria come carne” en Florida, Lynn Fleming y Kylei Brown, quedaron afectadas por la infección que contrajeron al bañarse en dos playas distintas en el estado. Lynn murió y Kylei no puede caminar después que la bacteria les atacó la pierna a ambas. Esta semana un hombre llamado Tyler King, también fue infectado en la localidad de Santa Rosa. La bactería le atacó su brazo pero pudo salvarse pues fue atendido a tiempo, según contó en su Facebook.


El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) explica que cualquier persona puede contraer la infección por la bacteria “come carne”. Sin embargo, aquellos con el sistema inmunitario debilitado o con enfermedad en el hígado, pueden tener complicaciones severas.

Una manera de contraer la infección es a través de una herida abierta que esté expuesta al agua salada o de río, en donde se encuentra la bacteria. Es ahí cuando la infección contamina el área lesionada y puede ocasionarle, en algunos casos, la muerte. También es posible que ingrese al cuerpo consumiendo mariscos crudos o poco cocidos, especialmente las ostras, cuando el líquido entra en contacto con la herida.

Las heridas por donde entra la bacteria incluyen quemaduras, raspones, picadas de insectos, heridas punzantes causadas por el uso de drogas intravenosas, heridas quirúrgicas y cortadas.

La CDC aclara que la infección no es contagiosa y estima que entre 700 y 1200 personas son víctimas de esta bacteria cada año en Estados Unidos. De ellas, una de cada tres, mueren a causa de la infección.

Estas personas son más vulnerables a tener complicaciones:


  • Si sufre de cáncer, enfermedades hepáticas, diabetes VIH o talasemia.
  • Si recibe tratamientos con terapia inmunodepresora.
  • Si toma antiácidos.
  • Si lo han operado recientemente del estómago.

Aunque los especialistas advierten que muchas de las complicaciones por el ataque de esta bacteria puede ser mortal al día siguiente o los dos días de haberse infectado, en otros casos es necesario amputar las extremidades.

¿Cómo reducir el riesgo de contagiarse con la bacteria “como carne”?


  • Mantenerse alejado del agua salada o de río cuando tiene una herida.
  • Cubrir la herida con una banda o un vendaje resistente al agua.
  • Evitar el contacto con líquidos de mariscos crudos.

Estos son los síntomas de la fascitis necrosante:


  • Área enrojecida o inflamada en la piel que se extiende rápidamente.
  • Dolor intenso, incluso fuera del área enrojecida o inflamada.
  • Fiebre alta.
  • Úlceras, ampollas o manchas negras en la piel.
  • Pus o secreciones que salen del área infectada.
  • Mareos, Fatiga y cansancio.
  • Diarrea o náuseas.

La CDC recomienda que si sospecha tener esta bacteria en su cuerpo, vaya inmediatamente al médico para que los especialistas detengan la infección.

El tratamiento, si se sospecha que padece esta enfermedad, debe realizarse de inmediato, pues la bacteria se expande rápidamente. Los médicos remueven en primer lugar el tejido infectado, luego administran a la persona infectada antibiótico intravenoso.

Ya son dos las víctimas de la “bacteria come carne” en Florida

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés