null: nullpx
Localísimo Nueva York

Qué hacer en Nueva York para un fin de semana inolvidable

Ya no tienes que ir a Italia para pasean en góndola, ni pagar un centavo para admirar una parte del muro de Berlín o viajar a Nuevo Orleans para escuchar un buen ensamble de jazz. Esos son apenas algunos abrebocas de todo lo qué hacer en Nueva York.
4 Jul 2021 – 11:03 AM EDT
Reacciona
Comparte
Las alternativas para el fin de semana en NYC son infinitas. Aquí nuestras favoritas. Crédito: Istock

Tras uno de los peores años de su historia Nueva York se ha ido abriendo nuevamente al mundo con su increíble propuesta de diversión. Sus atracciones turísticas han adaptado con respeto las medidas del sano distanciamiento y ahora están en pleno renacimiento porque, como el ave Fénix, La Gran Manzana, siempre única y eterna, retoma su vuelo con más fuerza y ahora hasta pareciera que hay muchas más cosas qué hacer en Nueva York para un fin de semana. Quizás porque, después del encierro, los comercios y la gente han regresado a la acción con más energía, con más ganas... ¡Con todo el corazón!

En el 2016 la ciudad de Nueva York tenía 2,400 locales para el entretenimiento. Debido a la pandemia es evidente que la ciudad perdió muchos de ellos. Pero también - increíble como parezca- abrieron muchos nuevos. Aquí te contamos cuáles son algunos de los más imponentes e importantes, también te damos otras ideas de qué hacer en Nueva York, una ciudad que no te permite el tedio.

Qué hacer en Nueva York: cosas nuevas y originales

Uno de los tours más interesantes que puedas ver está en el área de Queens: es el tour de cómo se fabrica un piano de Steinway & Sons (One Steinway Place -Astoria). En el recorrido que se realiza los martes entre la primavera y el verano (visita su páginaweb para cerciorarte), el guía te lleva a través de los diferentes pisos de la fábrica para mostrarte todo el proceso de fabricación de un piano: desde que ingresa la madera en bruto al local hasta terminarlo y su uso prodigioso. Los grupos son pequeños y la demanda es alta, así q ue tienes que reservar con meses de anticipación. Y otro detalle: éste no es un tour que puedas realizar con niños menores de 16 años.


¿Sabías que no tienes que viajar hasta Alemania para ver el Muro de Berlín? Bueno al menos, una parte. Si vas a la entrada del edificio No. 520 de Madison Ave. (entre la 53 y 54 calles) hay cinco secciones del histórico muro. El propietario del edificio ( Jerry I. Speyer) lo compró hace veinticinco años y ahora todo el mundo, de lunes a viernes, puede admirarlo en este edificio de 43 pisos. Por cierto, queda cerca de las principales estaciones de tren, así es que no te costará mucho llegar a él.


El 1 de enero se estrenó el nuevo gran icono cívico de la ciudad: la estación de tren Moyinihan Train Hall (421 8th Ave), un proyecto de $1.6 mil millones que transformó el edificio de oficinas de correos James A. Farley de más de 100 años en un centro vanguardista de tránsito. Su ultramoderna estructura, que alberga a la estación de tren más transitada del hemisferio occidental, sobresale por su claraboya de 92 pies de altura y por su serie de obras de arte públicas que cuenta con obras de los principales artistas del mundo ( Stan Douglas, Elmgreen & Dragset y Kehinde Wiley). Sus increíbles creaciones con pinturas, esculturas y vidrieras iluminadas hacen que, solo por ver estas obras de arte, Moynihan Train Hall sea interesantísima cosa que hacer en Nueva York, aunque no tomes ningún tren.


El primer parque temático importante en abrir en el noreste del país en los últimos cuarenta años ya abrió sus puertas. Se trata de Legoland NY (1 Legoland Blvd., Goshen). Ubicado a poco más de una hora de los cinco distritos de la ciudad, tiene más de 50 juegos mecánicos, espectáculos y atracciones para familias con niños de 2 a 12 años. Aunque algunas áreas educativas estarán abiertas todo el año, sus juegos mecánicos abrirán solo desde finales de la primavera hasta principios del otoño. Cuando te topes con el enorme dinosaurio en la entrada llamado Brad, tómate una foto con él, pues no todos los días t e encuentras con una creación de 182.000 ladrillitos Lego y Duplo.

Qué hacer en Nueva York para un fin de semana


Los fanáticos de la serie Friends, una de las más vistas en la historia de la televisión, están felices con la llegada de The Friends Experience con 18 habitaciones distribuidas en dos pisos y con memorabilia del show y del elenco. En su hogar de 130 E 23rd St., los visitantes pueden tomarse fotos en el icónico sofá color naranja que se usaba en la serie, también en una réplica de la cocina de Mónica y frente a uno de los taxis que se usaban por esa época. Es más ahora pueden sentirse parte del grupo tomando café (de verdad) en el punto de reunión predilecto de esos amigos: el Central Perk Cafe.

Aunque algunos creen, por su fama, que el Central Park es el parque mas grande de la ciudad, en verdad ese titulo le corresponde a Pelham Bay Park (Middletown Road & Stadium Avenue – Bronx). Sus más de 2,700 acres triplican el tamaño del Central Park, que tiene 870. Por su amplias zonas verdes, es destino favorito de un sinfín de aves y de sus observadores. También de los que aman el deporte pues tiene muchas áreas deportivas y – quizás lo mas importante- ¡la única playa pública del Bronx! Orchard Beach, a la que también se le conoce como la Riviera del Bronx. ¡Ah! Y uno de los pocos establos de todo el distrito, el Bronx Equestrian Center, que ofrece clases de equitación por media hora u hora, y cabalgatas tanto para adultos, como para niños, pero para ellos hay hermosos ponys.


Para ver arte gratis deber ir a Grand Central Terminal (89 E 42nd St). Los miles de personas que la atraviesan apresuradamente para tomar un tren, no se dan cuenta que es todo un centro de entretenimiento y que, tanto en su exterior como dentro, cada detalle está lleno de piezas de arte. Por ejemplo, con sus 14 metros de diámetro su reloj exterior es la pieza de cristal de Tiffany más grande del mundo. En su interior, el techo del Vanderbil Hall tiene candelabros con 132 bombillos que pesan 2,500 libras cada uno. Con merecida razón el hall es con frecuencia escenario de maravillosas exposiciones. Este año presentó la obra más cara del mundo: Da Vinci of Debt. Valorada en $470 millones la instalación de papel a gran escala en la que miles de diplomas quedan suspendidos en el aire, hace referencia a las deudas de casi 45 millones de graduados universitarios estadounidenses.

Y, como los fines de semana se prestan para salir a desayunar cosas sabrosas, tienes que probar los deliciosos huevos pericos y arepas recién hechitas de Parceros Bakery. Tiene dos locales en Queens (63-54 Woodhaven Blvd Rego Park y 3015 30th Ave). De hecho, el segundo de ellos ( Parceros Bakery II) acaba de abrir. Es que la pequeña cafetería está ganando presencia debido a su original receta de buñuelos fritos, maduros con queso, pan de queso, pan de bono, almojábanas... Su menú también incluye comidas como su mondongo estilo casero, sancochos y la siempre popular bandeja paisa.

Qué hacer en Nueva York: en el Central Park

Prescindiendo de la hora en lo visites, siempre tienes algo que hacer en Central Park. Por ejemplo, ¿quién dijo que tienes que ir a Venecia para pasear en góndola? Ahora, el parque mas grande de Manhattan, te ofrece esos relajantes paseos en su Loeb Boathouse (Park Drive North, E 72nd St.). Esta es una linda manera de recorrer una parte de los 20 acres de este lago.

Ya que estás allí visita el Lakeside Restaurant, una maravilla arquitectónica que data de 1870, con vistas únicas al lago y a la vegetación del Central Park. Debido al clima solo opera entre la primavera y el otoño, así es que trata que tu visita sea por esa época. Y no dejes de probar sus deliciosos desayunos, cuando sirven unos waffles adornados con una exquisita crema de mantequilla de maple. Si vas más tarde, las hamburguesas y pastas del restaurante merecen una recomendación especial.

Otra cosa muy divertida que hacer en Central Park es visitar su Chess & Checkers House (Center Drive). 24 mesas con sus tableros incrustados rodean el edificio de ladrillo octagonal que fue construido en 1953. Fueron diseñadas para jugar ajedrez o damas españolas. De hecho los empleados te facilitan las piezas para que juegues de damas, ajedrez y hasta dominó -gratis. El lugar también ofrece algunas veces clases y pláticas de expertos.


Por supuesto que otra cosa que hacer en Central Park es visitar el Belvedere Castle. Ubicado en el mero corazón del parque (79 St.) es su edificio más icónico. Construido originalmente sobre la Vista Rock en 1858, ofrece unas vistas impresionantes de su alrededor. Por eso fue mirador para todo el parque y hasta estación de la Oficina Meteorológica de los EE. UU. Al caminar hacia él presta mucha atención a la sorprendente fauna y floresta que puedes ir descubriendo en tu camino.

Qué hacer en Neuva York: en el Time Square


Times Square (el área alrededor de las calles 40-53, entre la Séptima y Octava Avenida). Es el lugar mas visitado del mundo: 131 millones de personas al año acuden a ver sus vibrantes vías copadas por ventas callejeras, mimos, artistas, comida… Y sus resplandecientes pantallas comerciales. Entre ese remolino debes estar atento a ver el One Times Square, Nueva York, NY 10036

Su edificio más representativo es One Times Square, ahí un millón de personas se reúnen el 31 de diciembre a despedir el año que se va. Sin embargo, el resto del tiempo la estructura de 25 pisos y 363 pies de altura se encuentra vacía casi por completo pero su fachada permanece siempre activa. Lo que sucede es que el famoso edificio no necesita de los inquilinos para sobrevivir, pues sus vallas publicitarias le generan $23 millones anualmente.


Por supuesto que debes recorrer las alucinantes vía que conforman Time Square. Si caminas sobre la Séptima Avenida rumbo a Broadway, encontrarás el quiosco insignia de TKTS (Broadway at, W 47th St), donde se venden los boletos con descuento a las obras de teatro, musicales y producciones de danza de Broadway (teatros con capacidad mayor de 500 personas) y Off Broadway (teatros más pequeños). Ahora que acaban de abrir nuevamente los shows están vendiendo sus tickets como pan caliente, por lo que compra tus boletos con tiempo. Porque si estas en Nueva York, tienes que ver al menos una de estas producciones. Es lo clásico, lo divertido, lo uno no te puedes perder.


A punto de cumplir cuatro años de haber llegado a Times Square, The National Geographic Encounter: Ocean Odyssey (226 W 44th St) se ha convertido en una de las mejores experiencias de la zona. Emplea un espacio de 60,000 pies cuadrados y la última tecnología para “transportar” a sus visitantes al corazón de los océanos en donde tienen encuentros cercanos con grandes tiburones, ballenas jorobadas, calamares gigantescos y muchos animales más.


La mejor manera de terminar Times Square es comiendo en Carmine’s (2450 Broadway). El restaurante arma banquetes generosos, como si estuvieras en Italia de verdad: con porciones tan espléndidas que rayan en lo obsceno, elaboradas con recetas heredadas de generación en generación y con la oportunidad de elegir platillos saludables, pues el menú ofrece varias opciones veganas o sin gluten. Si ordenas dos platos, como su pollo untado de esa apetitosa salsa marsala, o su berenjena parmesana con una capa gruesa de salsa burbujeante, alcanza para una familia de 4. De hecho, el restaurante presenta su cremoso cheesecake (uno de los mejores de Nueva York), es tan grande que llega a tu mesa ya dividido en 4 porciones cubiertitas de fresas frescas, tan ricas y deliciosas que te deja exclamando Mamma mia!

También te puede interesar...

10 planes nocturos en Nueva York totalmente GRATIS

Los lugares desconocidos que no te puedes perder en el barrio chino/Chinatown


Reacciona
Comparte
Publicidad