Abuso Infantil

"Me infundiste miedo", dice menor abusada sexualmente por un policía condenado a dos años de prisión

El expolicía de Los Ángeles Robert Cain fue condenado este miércoles a dos años de prisión estatal por abusar sexualmente de una cadete menor. Esta sentencia es el resultado de una investigación que inició hace un año tras el robo de vehículos policiacos, los cuales fueron conducidos por los jóvenes a lugares tan lejanos como Corona y Santa Clarita.
15 Ago 2018 – 3:05 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Un tribunal sentenció este miércoles a dos años de prisión a un policía de Los Ángeles que puso bajo la lupa al programa de cadetes de ese departamento por tener relaciones sexuales con una adolescente que estuvo bajo su supervisión y por permitir que siete menores (incluyendo su víctima) manejaran patrullas hacia lugares lejanos y jugaran con equipo táctico.

Esta sentencia es el resultado de una investigación que inició hace un año tras el robo de los vehículos policiacos, los cuales fueron conducidos por los jóvenes a lugares tan lejanos como Corona y Santa Clarita, a varias millas de distancia del centro de Los Ángeles. Los acusados también habrían usado indebidamente pistolas de descargas eléctricas, radios y chalecos antibalas.

De acuerdo con los fiscales, el agente Robert Cain, de 32 años, lo permitió para enamorar a una cadete hispana de 15 años, a quien abusó sexualmente el año pasado luego de recogerla en su casa para llevarla al parque temático Six Flags de Valencia, en el norte del condado de Los Ángeles.

Cain, quien estuvo 10 años en la Policía angelina (LAPD), no se opuso este miércoles a los cargos de cópula oral con un menor y de tener relaciones sexuales con un menor. Posteriormente, un juez lo sentenció a dos años en una prisión estatal. Tras cumplir su condena, él se deberá registrar como agresor sexual.


Su víctima, ahora de 16 años, lo llamó un monstruo al leer una declaración preparada en la corte. "Hiciste que todo pareciera que no era nada y era normal. Poco a poco me infundiste miedo y me confundiste para que sintiera que no había escapatoria”, expresó la menor.

“Era una niña que estaba disfrutando su juventud y me vi envuelta en esta situación en la que me obligaban a actuar como una mujer”, agregó la adolescente.

La madre de la menor, quien ocultó su identidad, dijo en una entrevista con Univision 34 que el LAPD le mencionó que su hija había tenido relaciones con el agente después de que la llevaron a un hospital.

"No sé si se enamoró de ella, (si) los dos se enamoraron, (si) se sintieron atraídos y no entiendo en qué momento él no pudo pensar que ella tenía 15 años y que él era 16 años mayor", declaró.

La mujer relató que jamás sospechó de Cain, por eso le permitió que llevara a su hija a Six Flags antes de la graduación de la menor. "Pasa esto supuestamente donde está la ley", reclamó entonces la madre.

La familia de la víctima ha presentado un reclamo contra la ciudad, el paso previo para interponer una demanda.

En un comunicado, la Policía de Los Ángeles mencionó que esta condena cierra un capítulo vergonzoso de la institución. “Cain ha manchado la insignia y está siendo castigado en consecuencia (…) Cada vez que un oficial traiciona la confianza de las personas a las que prestamos servicios, eso desgarra la estructura de nuestra comunidad”, expresó la agencia.


Las travesuras de los cadetes

Según las declaraciones de la víctima, los jóvenes se montaban en las patrullas, prendían las sirenas y recorrían las calles de la ciudad para hacerle bromas pesadas a la gente. "Jugaban a los policías", contó ella y aseguró que una vez “le dijeron por el altavoz a un hombre que no hiciera cosas que no debía”.

Su madre, en tanto, relató que le sorprendió que los chicos llegaran a su casa a bordo de patrullas.

Pero los juegos terminaron en junio de 2017, cuando tres cadetes que manejaban los vehículos policiacos protagonizaron una persecución en el sur de Los Ángeles que concluyó tras varios choques. Ahora tres menores enfrentan cargos criminales con relación a los robos de las patrullas.


A principios de este año, Cain fue sentenciado a dos años de prisión después de declararse culpable de cargos de armas ilegales en el condado de San Bernardino. Esto en relación al decomiso de más de 100 armas, incluidos rifles de asalto modificados, una bazuca y granadas, en su casa.

Esta y la condena por abuso sexual las cumplirá de forma consecutiva, ya que los acuerdos de culpabilidad se alcanzaron en distintas jurisdicciones.

Cain permanece tras las rejas desde julio de 2017, cuando lo arrestó el entonces jefe del LAPD, Charles Beck. Poco después de que estallara el escándalo, él renunció al departamento.

En fotos: Protestas en las calles de California por supuesto abuso policial

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés