null: nullpx
Abusos

Abuso sexual a menores y cadetes que jugaban a ser agentes robando patrullas: el escándalo en la Policía de Los Ángeles

La cadete de 15 años que decidió confesar que tuvo relaciones con un agente del LAPD reveló detalles del caso investigado por las autoridades que involucra al mismo funcionario con el robo de vehículos y equipo táctico por siete menores que participaban en el programa de cadetes de ese departamento policial.
6 Jul 2017 – 06:27 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- " Los dos sabíamos que no estaba bien", dice con timidez la cadete de 15 años que presuntamente tuvo relaciones sexuales con un policía de Los Ángeles, la última de las revelaciones de un escándalo que ha estallado al interior del Departamento de la Policía angelina (LAPD) y que empezó con el robo de varias patrullas.

La investigación que se abrió tras el robo de patrullas y equipo táctico por parte de siete menores que participaban en el programa de cadetes de ese departamento policial condujo a la detención del agente Robert Cain, de 31 años, quien fue arrestado personalmente por el jefe de la Policía angelina, Charles Beck, a finales de junio.

La supuesta víctima del policía contó en una entrevista con Univision 34 que el uniformado era consciente de que cometía un delito grave al tener relaciones íntimas con ella, pero además las autoridades creen que en más de una ocasión ambos tuvieron encuentros sexuales.

"Siento que él nunca tuvo malas intenciones conmigo, él nunca me dijo nada malo o fue malo conmigo", afirmó la adolescente, quien mencionó que ambos entendían que su relación representaba un riesgo. "Él sabía lo que podía perder y yo también".

Detectives del LAPD confiscaron el celular de la joven, en el cual descubrieron mensajes de texto entre ambos que sugieren un "comportamiento inapropiado", de acuerdo al departamento policial.

Cain, quien ha estado en las filas del LAPD durante 10 años, había sido asignado en 2015 al cuarto de equipo en la División 77th Street, que patrulla en Sur Los Ángeles. Antes estuvo en la estación Van Nuys.

La acusación de mala conducta hace parte de la investigación por el robo de tres patrullas, pistolas de descargas eléctricas, radios y otro equipo por parte de un grupo de cadetes. Los investigadores creen que Cain les permitió usar dicho equipo y vehículos.

Tras su arresto, al agente implicado le encontraron en su casa, en Rancho Cucamonga en el condado de San Bernardino, más de 100 armas, incluidos rifles de asalto modificados, una bazuca y granadas. La Policía no aclaró si el acusado posee el arsenal de manera legítima.

Según la madre de la presunta víctima, quien ocultó su identidad, el LAPD le mencionó que su hija había tenido relaciones con el agente después de que la llevaron a un hospital. "No puedo creer yo que él no crea que tener sexo con una menor de edad es (un delito)", dijo a Univision 34.

"No sé si se enamoró de ella, (si) los dos se enamoraron, (si) se sintieron atraídos y no entiendo en qué momento él no pudo pensar que ella tenía 15 años y que él era 16 años mayor", declaró.


La mujer relató que en una ocasión Cain incluso le pidió permiso para llevar a su hija al parque de atracciones Six Flags, en el norte del condado de Los Ángeles. El paseo ocurrió antes de la graduación de la menor y la madre de la menor le permitió ir, pero asegura que jamás sospechó lo que ocurría.

"Pasa esto supuestamente donde está la ley (…) Yo quisiera hablar con él, preguntarle por qué lo hizo", añadió.

Cain se encuentra en libertad tras pagar una fianza de 75,000 dólares y su primera presentación ante la corte se ha programado para el 21 de julio.

"Jugaban a los policías"

Tanto la adolescente, como su madre, revelaron detalles del uso inapropiado de las patrullas del LAPD por parte de los siete cadetes, un incidente que ha llevado a una investigación "de arriba a abajo" del programa. Aunque se suspendió en las divisiones 77th Street y Pacific, el jefe del departamento policial indicó que no piensa cancelarlo argumentando que dicha iniciativa prepara a los futuros agentes del orden.

Según la menor, los jóvenes se montaban en las patrullas, prendían las sirenas y recorrían las calles de la ciudad para hacerle bromas pesadas a la gente. "Jugaban a los policías", contó. Una vez, aseguró, "le dijeron por el altavoz a un hombre que no hiciera cosas que no debía".

Mientras que su madre mencionó que los chicos llegaban a su casa a bordo de vehículos del LAPD: "Se me hizo raro que en las últimas tres veces que venían los muchachos, el sargento de los cadetes (venía) manejando (una patrulla) y le digo yo: 'oye ¿tienes licencia para manejar?'".


Vea también:

En fotos: Protestas en las calles de California por supuesto abuso policial

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AbusosArrestosPolicíaLos AngelesLocal

Más contenido de tu interés