null: nullpx
Elecciones 2018

Los dos tuits de Trump que cambiaron las elecciones de California y otras claves del proceso

La jornada electoral de este martes ha dejado varias lecciones: el desinterés por las primarias, el poder de convocatoria del presidente, la lucha interna entre la nueva y la vieja corriente demócrata, así como los efectos del movimiento #MeToo.
6 Jun 2018 – 7:55 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– Ya sin la presencia de Antonio Villaraigosa, quien se quedó corto en su lucha por convertirse en el primer gobernador hispano de California, la batuta para defender a los inmigrantes ante los embates de la administración Trump le queda a Kevin de León. El político de Los Ángeles logró pasar a las elecciones generales de noviembre en busca de una curul en el Senado federal.

En una contienda en la que sobresalió la apatía, participando apenas el 25% de casi 19 millones de votantes registrados, salieron triunfantes el vicegobernador demócrata Gavin Newsom, quien recibió el 33.3% de los votos, y el empresario republicano John Cox, el cual sumó el 26.2% de los sufragios. Ambos se enfrentarán por el puesto del gobernador Jerry Brown.

Así se despejó el camino para dos candidatos que tienen posiciones opuestas sobre las políticas de estado santuario, el muro fronterizo y los indocumentados.

Aunque fue la primaria más abierta en dos décadas y se basó en un sistema que abre la posibilidad de que dos aspirantes del mismo partido resulten nominados para las generales, este martes los elegidos fueron una vez más candidatos de los dos partidos más poderosos. Así ha ocurrido desde 1950.

Aquí te contamos las claves de estas elecciones primarias en California:

Dos tuits de Trump, el motor de Cox

Antonio Villaraigosa, exalcalde de Los Ángeles, estuvo por buen tiempo en segundo lugar de las preferencias electorales y logró acumular 34.5 millones de dólares (casi lo mismo que el favorito Newsom), pero su campaña no pudo contrarrestar el poder de dos tuits de Trump respaldando a Cox.

El mandatario tuiteó este miércoles sobre la importancia de ese apoyo para sacudir la hegemonía demócrata en California. "¡Gran noche para los republicanos! Felicitaciones a John Cox por un número realmente grande en California. Él puede ganar. Incluso Fake News CNN dijo que el impacto de Trump fue realmente grande, mucho más grande de lo que alguna vez creyeron posible. Fue mucho para la gran ola azul (demócrata), puede ser una gran ola roja (republicana). ¡Trabajando duro!", escribió Trump.


El actual vicegobernador Newsom no tardó en responderle con ironía al presidente por el mismo medio. "Por favor ven a hacer campaña por él tanto como sea posible", replicó en Twitter.

¿Cuál será el efecto Cox?

Cox, quien se robó los reflectores el martes por la noche, había dicho que no votó por Trump, aunque ahora asegura que lo apoya "al cien por ciento". Paulatinamente, su campaña fue haciendo propios algunos temas de la agenda del presidente, como el apoyo a la construcción del muro fronterizo, la lucha contra las políticas santuario del estado y la oposición a la inmigración indocumentada.

Expertos esperan que su triunfo parcial genere una mayor participación de votantes republicanos, que tenga algún efecto en los esfuerzos de los demócratas por retomar el control de la Cámara de Representantes y que ponga en el centro del debate la inmigración. Su oponente, Newsom, apoya las políticas santuario, a los beneficiarios de alivios migratorios y a los solicitantes de asilo.

Cox empezó desde ya a intentar atraer a votantes indecisos y personas que busquen el cambio sin pensar en un partido, si es que esto es posible. "Los empresarios han sido elegidos para limpiar los desastres de los políticos estado tras estado y en la mayoría de los casos las etiquetas del partido han tenido muy poco que ver con quién fue electo", afirmó a través de sus redes sociales.


En una entrevista con la cadena Fox, el republicano dejó en claro este miércoles que ahora es el principal defensor del presidente en el epicentro de la resistencia contra su gobierno.

"Donald Trump no creó nuestra crisis de vivienda. Donald Trump no convirtió a nuestras escuelas en el lugar 45 del país, Donald Trump no nos convirtió en la capital de la pobreza y la capital de personas sin hogar del país, ni en el hazmerreír del país", aseguró el candidato.

Villaraigosa se va de luna de miel

Por su parte, Villaraigosa habló de buen ánimo ante sus simpatizantes reunidos en Los Ángeles el martes. Su discurso dio por concluida la que pensaban sería una noche de celebración. El nieto de mexicanos quedó en un lejano tercer lugar, reuniendo apenas el 13.5% de los votos. Pero dijo que su derrota le permitirá dedicarle tiempo a su esposa Patricia Govea, nacida en México. La pareja se casó en 2016, poco antes de que iniciara su campaña dejando botes de agua para los migrantes que cruzan la frontera.

"Soy un recién casado y he estado en la campaña durante todo mi nuevo matrimonio, así es que tenemos la oportunidad de tener realmente una luna de miel", dijo Villaraigosa sobre sus segundas nupcias. Sus hijos le acompañaron en el estrado a reconocer su amarga derrota.

El actual asesor político no dijo si planea sumarse a la campaña de Newsom, aunque a sus bases les pidió apoyarlo. Tampoco anticipó si tiene otro reto político. "Les pido que se pongan de pie y que nos presionen a todos, a demócratas y republicanos por igual; y que nos presionen a cada uno de nosotros para que defendamos sus intereses, para que luchemos por ustedes, no solo por nosotros mismos, sino por todos nosotros, por Estados Unidos y California, donde todos crecemos juntos", expresó.


Kevin quiere luchar en DC

Poco más de 97,000 votos, la diferencia respecto a su rival más cercano, el republicano James Bradley, le dieron al senador estatal Kevin de León la oportunidad de enfrentarse en noviembre con la demócrata Dianne Feinstein en la carrera por una curul del Senado federal.

De León, de 50 años, es ahora el hispano más influyente que permanece en esta contienda estatal. Su campaña se ha visto como la lucha entre la vieja y la nueva ola demócrata californiana. Feinstein lleva 26 años en el Senado federal, aún le quedan 7 millones de dólares en sus cofres de campaña (diez veces más que al político latino) y su nombre es más reconocido a lo largo del estado. Ella sumó el 43.8% de los votos y él apenas 11.3%.

Pero este hijo de una guatemalteca indocumentada asegura que es tiempo de que llegue sangre nueva a la capital del país y reclama que la funcionaria federal "nunca ha sido aliada" de los inmigrantes, poniendo como ejemplo que ella aprobó en 2006 la construcción de una valla en la frontera México-EEUU.

"Yo nunca votaré a favor de un muro", dijo De León en una entrevista con el noticiero de Univision Edicion Digital.

"Necesitamos un cambio, una voz fuerte en Washington, una voz que va a promover, que va a luchar, que va a promulgar una reforma migratoria integral y que va a hacer todo lo posible para defender nuestro honor, nuestra dignidad", agregó el legislador estatal.


Hispanos tras cargos estatales

Cuatro hispanos demócratas alcanzaron un lugar en la elección general de distintos cargos públicos.

Xavier Becerra continúa en la carrera por mantenerse en la Fiscalía general y su oponente es el juez republicano Steven Bailey. En 2016, el gobernador Brown lo nombró sustituto de Kamala Harris, actual senadora federal.

Becerra encabeza la batalla legal contra la Fiscalía general de EEUU, que pretende eliminar la ley SB54, la cual convirtió a California en estado santuario limitando la colaboración entre las policías locales y autoridades migratorias.

El senador estatal Ed Hernández irá también a las elecciones de noviembre buscando ser vicegobernador y su colega Ricardo Lara hará lo propio en la contienda para ser comisionado de seguros.

Alex Padilla, en tanto, ganó el primer lugar en su intento por reelegirse como titular de la Secretaría de estado. Se enfrentará al abogado republicano Mark Meuser, quien quedó en segundo lugar.

118,000 votantes fuera del padrón

Las elecciones de este martes no estuvieron exentas de la controversia. Más de 118,000 votantes fueron omitidos accidentalmente de la lista de electores en el condado de Los Ángeles.

Por ello, funcionarios electorales pidieron a los afectados que fueran a las urnas y usaran boletas provisionales.

La campaña de Villaraigosa pidió que extendieran la votación hasta el viernes para garantizar la transparencia del proceso.

"Esta voz es muy importante y cada voz debe ser escuchada", dijo Pat Dennis, supervisora de la campaña del aspirante hispano.

La oficina del secretario del condado angelino atribuyó la falla a un error de impresión en la lista. Se cree que esto podría retrasar el conteo de papeletas electorales y la fecha en que se emita el resultado oficial de la elección.

"Estamos trabajando para ver qué precintos han sido afectados", dijo a la prensa Michael Sánchez, vocero del secretario del condado.

¿Y el 'golpe' electoral contra Trump?

Las marchas multitudinarias, los sondeos que anticipaban una participación sin precedentes de los hispanos y la atención a los asuntos políticos que generó el triunfo de Donald Trump, parecieron diluirse en la elección primaria californiana. Pocos salieron a votar y los republicanos lograron colocar a un aspirante en la carrera por la gobernación de un estado tradicionalmente demócrata.

De acuerdo al conteo preliminar, 4.03 millones de electores sufragaron por uno de los 27 candidatos a la gubernatura. Esto es alrededor del 25% de un padrón conformado por 19 millones de votantes.

Newsom se colocó en el primer lugar con 1.3 millones de boletas escrutadas a su favor (33.4% del total).

Esta cifra contrasta con los votos obtenidos por otros aspirantes demócratas. En la elección primaria de 2010, cuando resultó nominado el actual gobernador Jerry Brown, este sumó 2.02 millones de sufragios. Y en las primarias de 1998, el demócrata Gray Davis (quien gobernó de 1999 a 2003) recibió 2.08 millones de votos.

Aunque se espera una mayor participación en noviembre, críticos del sistema electoral critican que los votantes han perdido interés a lo largo de los años por tantos llamados a acudir a las urnas. Solo acuden en masa a las contiendas presidenciales y a la elección general de gobernador.


Señalado de acoso sexual queda fuera

Los dos políticos hispanos acusados de mala conducta sexual, la asambleísta Cristina García y el exsenador estatal Tony Mendoza, tuvieron experiencias distintas durante la jornada de este martes.

Mendoza terminó en tercer lugar con el 14.5% de los votos y quedó fuera de la contienda. En la batalla para representar al Distrito 32 del Senado californiano resultaron nominados la republicana Rita Topalian, quien obtuvo el 25.3% de los sufragios, y la demócrata Vanessa Delgado, la cual sumó el 16.3% de las boletas.

El maestro presentó su renuncia del senado estatal en febrero luego de ser investigado por acoso sexual. Seis mujeres, incluidas cuatro empleadas, lo señalaron de presuntamente incurrir en "un patrón de coqueteo no deseado y comportamientos sexualmente sugestivos".

Una de las denunciantes tenía 19 años cuando, según ella, el entonces legislador le ofreció bebidas alcohólicas y le hizo preguntas indebidas. Él ha negado todas las acusaciones y aseguró que la investigación en su contra es una "farsa".

Por su parte, García llegó en primer lugar en la contienda por el Distrito 58 de la Asamblea. El 28.7% de los votantes escrutó su nombre. Ella se enfrentará en noviembre al republicano Mike Simpfenderfer, quien sumó el 26.7% de los sufragios.

García fue señalada por un exempleado que decía que lo había manoseado. Una investigación de la Asamblea concluyó que ella no incurrió en una falta y se le ordenó retornar a sus labores legislativas a finales de mayo. Paradójicaente, ella ha sido una de las activistas más visibles del movimiento #MeToo en California.

Primarias jungla en California: 5 datos curiosos de las elecciones

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés