null: nullpx
Juicios

El exsheriff de Los Ángeles retira su admisión de culpabilidad e irá a juicio acusado de mentir al FBI

Lee Baca se había declarado culpable de mentir a unos agentes del FBI en una investigación sobre abusos en las prisiones del condado a cambio de recibir una sentencia de seis meses de cárcel, pero un juez rechazó el acuerdo.
1 Ago 2016 – 6:28 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El que fuera sheriff de Los Ángeles hasta 2014, Lee Baca, se retractó este lunes de su admisión de culpabilidad por mentir a agentes del FBI e irá a juicio por el caso de corrupción que afectó al departamento que dirigió durante 16 años.

Baca, de 74 años, aceptó reconocer en febrero que engañó a unos investigadores federales que trataban de esclarecer una serie de abusos a presos ocurridos en las prisiones del condado. A cambio, el sheriff ya retirado era condenado solo a 6 meses de prisión.

El pasado 18 de julio, el juez Percy Anderson rechazó el pacto alcanzado por los abogados y los fiscales por considerar que era un menosprecio a la "seriedad de la ofensa" y que "trivializaría" el papel jugado por Baca en la trama.

Anderson ya había sentenciado a siete alguaciles que trabajaron a las órdenes de Baca por su implicación en el caso de obstrucción al FBI, entre ellos al que fuera mano derecha del exsheriff, Paul Tanaka, que tendrá que cumplir cinco años de pena.

La posición adoptada por el magistrado invalidó el acuerdo de Baca, quien podía optar por mantener su confesión y aceptar la sentencia que le impusiera el juez -que podía ir hasta un máximo de cinco años de cárcel- o apostar porque la causa se resolviera en un juicio.

Los abogados de Baca -que intentaron alcanzar el lunes sin éxito un nuevo acuerdo con la Fiscalía- anunciaron que su defendido retiraba su declaración de culpabilidad y lucharía por demostrar su inocencia en un tribunal.

"Por la paz para mi familia, para evitar un juicio largo y caro y para minimizar el drama judicial asociado con este caso hace varios meses me declaré culpable de un cargo presentado en mi contra. Hoy me retracto, iré a juicio", comentó Baca a la salida de los juzgados.

Baca insistió en que tomó esta decisión por los "comentarios falsos" referentes a sus acciones como sheriff que realizó el tribunal y la Fiscalía.


El juicio podría llegar a ninguna parte debido a que Baca ha sido diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer. Si su capacidad cognitiva se deteriora en exceso antes de que finalice el juicio -y se demuestra que Baca no es mentalmente competente- entonces el proceso quedaría en suspenso.

"Necesito aclarar las cosas respecto a mí y al Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles", argumentó Baca, que se mostró dispuesto a enfrentar el jucio siempre que el alzhéimer se lo permita.

Está previsto que las sesiones previas al juicio arranquen en septiembre -los días 6,12 y 20- aunque, según City News Services, esas fechas podrían ser solo estimativas y se acabarán posponiendo.

La Fiscalía podría ampliar los cargos contra Baca más allá de realizar un falso testimonio a agentes del FBI para incorporar otros de obstrucción a la justicia, como los que enfrentó Tanaka.

En el 2011, el FBI inició una investigación interna que llevó al arresto de 18 agentes del sheriff en diciembre de 2013. Un total de 21 alguaciles, incluyendo al propio Baca, han sido llevados a la justicia por este caso de corrupción y violación de derechos civiles. El FBI investigaba si los alguaciles actuaban con violencia contra los presos y para la operación contaban con un informante dentro de la cárcel, quien fue localizado por los agentes del sheriff que trataron de que se perdiera su rastro. Los alguaciles también fueron hasta la casa de un agente del FBI con amenazas.

Lea también:


Publicidad