null: nullpx
Policía

Crece el escándalo de oficiales de LAPD que falsificaron reportes relacionando a conductores con pandillas

Se intensifica el escándalo por policías de Los Ángeles que señalaron erróneamente a conductores como miembros de grupos al margen de la ley.
16 Ene 2020 – 12:20 AM EST

El jefe del LAPD, Michel Moore, dijo que la investigación es ahora considerada como "criminal" y se ha expandido tras hallar incosistencias con los datos presentados por un grupo de oficiales asignados a la división Metro del LAPD. De los 20 oficiales que están siendo investigados la mitad ha sido reasignados y los 10 restantes se encuentran en licencia administrativa.

"Si un oficial falsifica información en una tarjeta de informe de campo, ya sea para el sistema de revisión de campo o para su inclusión en la base de datos de pandillas, no es simplemente incorrecto, es un delito falsificar información deliberadamente", dijo Moore durante una conferencia de prensa este miércoles, y agregó "el propósito de nuestra investigación es determinar los hechos y circunstancias. ¿Eso sucedió? Y también determinar qué motivaría a una persona a violar esa confianza para romper el juramento del cargo y falsificar esa información. Y mi responsabilidad como jefe es comprender ambos".

Moore además indicó que se están investigando otras paradas de tráfico y las interacciones sostenidas por los oficiales del LAPD con los conductores de los vehículos para verificar datos.

"No hay lugar en el LAPD para ninguna persona que falsifique deliberadamente información sobre un informe del Departamento", dijo Moore.

Según el reporte, la investigación comenzó en 2019 cuando una residente en el Valle de San Fernando se contactó con el departamento tras de recibir noticias del LAPD de que su hijo era miembro de una pandilla. Un supervisor de una estación local investigó las imágenes de la cámara corporal y otra documentación recopilada por un oficial y encontró inconsistencias con la información proporcionada.

El nombre de la denunciante, así como el de su hijo no fueron dados a conocer por el LAPD. Sin embargo, tras el incidente, el sujeto falsamente clasificado fue borrado de la base de datos de la policía y tres oficiales fueron investigados.

Este primer incidente, dio pie a una investigación de Asuntos Internos que descubrió que más de una docena de oficiales asignados a tareas de supresión de delitos de la División Metropolitana habían falsificado información en tarjetas de entrevistas de campo para identificar a miembros que no pertenecían a pandillas como pertenecientes a pandillas.


Los oficiales infractores fueron "asignados al servicio inactivo o retirados del campo", según el comunicado.

"La integridad de un oficial debe ser absoluta", dijo el jefe de policía de Los Ángeles, Michel R. Moore, en el comunicado emitido el martes 7 de enero. "No hay lugar en el Departamento para ninguna persona que falsifique deliberadamente información sobre un informe del Departamento", agregó el jefe del departamento.


Tanto la base de datos de tráfico del LAPD, como la base de datos de pandillas de California está bajo escrutinio.

Además, una auditoría reveló que algunas pandillas se agregaron a la base de datos sin la documentación adecuada que demuestra que cumplían con la definición estatal de pandilla.


Múltiples arrestos a presuntos miembros de pandillas con conexiones en México durante operativo en California

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés