null: nullpx
45 A Tu Lado

Pagó 5,000 dólares a compañía que prometía frenar el remate de su casa, pero la dejaron con más deudas y sin soluciones

Por cuestiones médicas, Elsa Rivera no pudo pagar su casa durante varios meses. El aviso de remate llegó en su correo y también otras cartas que aseguraban poder ayudarla a frenar la pérdida de su vivienda. Lo que ella no sabía era que su pesadilla estaba lejos de terminar.
12 Jul 2019 – 6:29 AM EDT

HOUSTON, Texas. - “Usted puede calificar para asistencia del gobierno”, así le informaba una carta de Mortgage Assistance Filing Group a Elsa Rivera. El grupo prometía ayudarla a frenar un remate con su banco hipotecario, si ella se comunicaba con sus oficinas en las próximas 48 horas.

Rivera, madre y electricista de Houston, los contactó. “Les llamé y me dijeron que me podían ayudar y que a eso se dedicaban. Que trabajaban con los bancos y detenían el foreclosure”, aseguró.

La mujer debía $11,000 en pagos retrasados y cualquier ayuda que pudiera recibir para ponerse al día con sus cuotas sería bienvenida.

El grupo habría aceptado tomar los $4,600 que Rivera tenía disponibles en ese momento, aunque inicialmente le habían pedido $8,000. Ese mismo día, los transfirió a la cuenta bancaria especificada por el interlocutor de Mortgage Assistance Filing Group.

Pasaron días y las cartas del banco seguían sin darle respiro. Con un remate inminente, Rivera finalmente se comunicó con su banco. Le dijeron que ellos no trabajaban con ningún grupo y la comunicación era solo “banco-cliente”.

Inmediatamente, ella afirma que pidió un reembolso a la compañía que prometió ayudarle, pero que éste nunca llegó. Además, dejaron de responderle sus llamadas. Ahora su deuda lejos de reducirse solo se había incrementado de $11,000 a casi $18,000, sin contar los $5,000 que ya había perdido por contratar a la empresa que le vendió una promesa y no cumplió.

Univision 45 intentó contactar a la empresa de diferentes maneras y no logró dar con ellos. Sus registros en los organismos gubernamentales son escasos y en la oficina desde la que operaban nos dijeron que no podían confirmar si de hecho ellos ocupaban un lugar ahí.

El banco con el que Rivera tiene su hipoteca, por su parte, envío una declaración por email a Univision 45 A Tu Lado en la que se lee: “Wells Fargo no tiene relación con esta compañía o firmas similares que le cobran a propietarios por brindarles asistencia para prevenir remates. (…) (Estamos) contentos de haber podido encontrar una opción que funcionara para ella y que nos permitió frenar el remate”.

El banco insta a sus clientes a contactarlos de forma directa e independiente para que puedan estar seguros de que están tratando con las personas correctas. Además, agregaron que organizaciones sin fines de lucro como HOPE NOW pueden brindar asesoría y ayuda a las personas que estén pasando por un proceso de remate.

Tenga en cuenta


Las estafas de asistencia hipotecaria son un problema que la Comisión de Comercio Federal (FTC por sus siglas en inglés) intentan detener. De hecho, en diciembre de 2010 se publicó la reglamentación MARS (Mortgage Assistance Relief Services) o también conocida como “REGLA O” que prohíbe que compañías cobren o exijan dinero a los propietarios de antemano. Estos grupos solo podrán cobrar por los servicios prestados una vez que el banco hipotecario le ofrezca al dueño de la vivienda un alivio financiero y éste lo haya aceptado. Lo que significa que incluso si usted llegara a contratar a una compañía para que le ayude a detener su remate, no debe pagarles hasta que no vea los resultados de la negociación.

Te puede interesar:

Esta inmigrante se hizo pasar por rica y estafó miles de dólares. Ahora pasará como mínimo 4 años en prisión

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés