null: nullpx
45 A Tu Lado

Invirtieron miles de dólares en camionetas anunciadas en redes sociales y luego supieron que eran robadas

Algunas familias del Condado Harris dicen haber comprado camionetas a través de aplicaciones o redes sociales a muy buenos precios, pero luego se dieron cuenta de que eran robadas. La policía incautó los vehículos y ellos se quedaron sin dinero y sin camioneta.
30 Ago 2019 – 11:36 PM EDT

HOUSTON, Texas. - “Julián” y “Manuel” prefieren no revelar sus verdaderos nombres. Temen que hacer una denuncia pública se convierta en represalias de lo que ellos afirman se trata de una red de estafadores.

En junio de este año ambos compraron vehículos que vieron en internet. Julián gastó 5,000 dólares en una GMC Yukon que le regalaría a su padre, mientras que Manuel entregó 13,500 dólares por una Chevrolet Silverado que le daría más espacio para viajar con su esposa y sus tres hijos.

“(Mi esposa) me dijo que le había gustado la troca y le dije que si quería ir a verla, fuéramos”, explicó Manuel y agregó: “Cuando llegamos a la casa todo parecía normal, toda la papelería se veía bien.”

Sin embargo, la felicidad de un nuevo vehículo no iba a durarles mucho. Al llegar a su casa, el perfil social del vendedor ya no tenía ni el mismo nombre ni la misma foto.
“Fue cuando yo empecé a sospechar que esa troca estaba mal. Al día siguiente que fuimos a querer cambiar el título, y nos dijeron que era robada,” dijo Manuel.
El caso de Julián fue similar.

“En dos semanas fue cuando llegó la policía a la casa, a las 3 de la mañana”, explicó Julián. “Le dieron todos los papeles y hasta los policías se quedaron sorprendidos (…) porque lo ves y es un título que tiene todas las características de uno original.”

Ambos hombres fueron estafados por la misma persona con un título e identificación falsa. Pero ellos, parecen ser solo dos casos de una problemática en aumento en la ciudad de Houston.

“Aproximadamente 40 vehículos son robados cada día en Houston,” afirmó el Sargento Tracy Hicks de la unidad de investigación de robo de automóviles del Departamento de Policía de Houston. “Le apuntan a los hispanos más que a cualquier otro grupo porque son compasivos, confían en la gente y quizás algunos tengan miedo de reportarlo,” agregó sobre estas elevadísimas estafas.

El sargento explica que estos estafadores son profesionales y que es raro que puedan agarrarlos, por eso asegura que la educación es la mejor defensa para no caer víctimas de estos crímenes.

Algunos banderines rojos para estar alerta:


1. Si el precio parece demasiado bueno para ser verdad
2. Si lo apuran a pagarle de inmediato, porque un familiar está enfermo, sufrieron una inundación o cualquier excusa por la que necesiten el dinero con urgencia
3. Si el vehículo tiene placas temporales de papel
4. Si a último momento le piden cambiar de lugar a uno menos público o encontrarse durante horarios nocturnos.

Recomendaciones de la policía si va a comprar un auto usado en Internet


1. Encuéntrese en su banco o el del vendedor
2. Verifique que el número de identificación vehicular sea el mismo tanto en el título como en el sellado enfrente del vehículo y en la puerta del conductor
3. Pídale la licencia de conducir, y tómele una foto
4. Acuda a cualquier estación de policía y averigüe si ese número de identificación vehicular se ha reportado como robado o no.

Para tener en cuenta


Todos los lunes desde las 9am, la Policía de Houston ofrece asistencia gratuita a los compradores de autos usados verificando los números de identificación vehicular, así como también inspecciones del exterior e interior del automotor. La cita es en el 1300 Dart St, Houston, TX 77007.

El sargento Tracy Hicks, de la unidad de investigación de robo de automóviles del Departamento de Policía de Houston, explicó que nadie preguntará sobre su estatus migratorio, y recordó la importancia de reportar estos crímenes para poder esclarecerlos.

Te puede interesar:

Protéjase de fraudes y estafas que buscan que convierta su dinero en Bitcoins

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés