Acción Ejecutiva

Gobernador de Texas, Greg Abbott, canta victoria tras bloqueo de acción ejecutiva

Abbott, quien encabezó la demanda en contra del alivio migratorio de Obama a la que se sumaron 26 estados del país, expresó que la decisión de los magistrados fue justa para frenar el abuso de autoridad del mandatario.
23 Jun 2016 – 3:30 PM EDT

HOUSTON, Texas - El gobernador de Texas, Greg Abbott, calificó como una victoria la división de opiniones de los ocho jueces del Tribunal Supremo sobre las medidas ejecutivas en materia migratoria del presidente Barack Obama, lo que supone que se mantenga el bloqueo a DAPA y la extensión de DACA.
Abbott, quien encabezó la demanda en contra del alivio migratorio de Obama para cerca de cinco millones de indocumentados y a la que se sumaron 26 estados del país, expresó que la decisión de los magistrados fue justa para frenar el abuso de autoridad del mandatario.

En similares términos se manifestó el fiscal general de Texas, Ken Paxton, que consideró la decisión representa "una victoria para aquellos que creen en la separación de poderes".


"La decisión de hoy mantiene lo que hemos dicho desde el primer momento: una persona, incluso un presidente, no puede cambiar de forma unilateral la ley", dijo en un comunicado.

Mientras tanto, a nivel nacional, grupos que luchan por un mayor control de la inmigración, mostraron su satisfacción.


Dan Stein, presidente de la Federación para la Reforma Migratoria Estadounidense (FAIR), uno de los grupos conservadores más grandes del país, expresó que el empate del Tribunal Supremo (4-4) vela el cumplimiento de la ley y ayuda a preservar el equilibrio de poder en Estados Unidos.

"Al fallar a favor de la medida cautelar de la corte federal, la mitad de la Suprema Corte de la nación ha demostrado que tiene gran preocupación por el intento del presidente de enmendar las leyes federales por su propia cuenta", dijo Stein en un comunicado.

"Probablemente el mismo presidente sospechaba que su intento de reformar la ley de inmigración a través de una amnistía sería declarada inconstitucional, por lo que admitió en 22 ocasiones anteriormente que le faltaba el poder para hacerlo", mencionó Stein.

Con esta opinión, Stein coincide Roy Beck, presidente y fundador de Numbers USA, otro de los grandes grupos conservadores en el país.

"El fallo de hoy es una victoria para los trabajadores estadounidenses y la Constitución. La decisión del tribunal significa que la política de inmigración, incluyendo la facultad de emitir permisos de trabajo, sigue perteneciendo a la gente a través de sus funcionarios elegidos en el Congreso y que un presidente no puede cambiar unilateralmente esta política", expresó.

Gracias a este empate, consideró, ciudadanos estadounidenses e inmigrantes legales se han librado de tener que hacer frente a la competencia directa de empleo y salarios de millones de indocumentados.

Historias relacionadas:

Más contenido de tu interés