Policía

Superintendente de policía de Chicago no está de acuerdo en que se despida a Glenn Evans

Eddie Johnson recomienda que a Evans no se le despida, sino que se le suspenda por 30 días.
27 May 2016 – 4:08 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Al parecer Eddie Johnson, superintendente de la policía de Chicago, no está de acuerdo con la recomendación de la Autoridad de Revisión Independiente de la Policía (IPRA) de despedir a Glenn Evans, oficial que cuenta con un amplio historial de quejas.

Recientemente, IPRA recomendó que se despidiera a Evans, por presionar su puño contra la nariz de Rita King, quien se negó a que le tomaran las huellas digitales en 2011. En una demanda presentada por King, la mujer alega que sufrió de rotura de un hueso facial.

Mia Sissac, portavoz de IPRA dijo que, a pesar de su recomendación, Johnson está pidiendo la suspensión de Evans por 30 días, pero no su despido.

Johnson y Sharon Fairley, administradora jefe de IPRA deberán ponerse de acuerdo en el castigo que se impone a Evans, quien por ahora está asignado a labores administrativas. De no llegar a una resolución, según lo reportado por el Chicago Tribune, el castigo de Evans será decidido por tres miembros de la Junta de Policía de Chicago designada por el alcalde Rahm Emanuel.

En 2011, al momento del incidente de King, Evans era un teniente asignado al distrito de patrullas de Auburn Gresham y Johnson era su comandante.

Se estima que Evans tiene más de 36 quejas ciudadanas desde enero de 2006 hasta julio de 2014.

En diciembre pasado, Evans fue declarado no culpable de agresión agravada, tras haber sido acusado de meter el cañón de su pistola dentro de la boca de un sospechoso durante un arresto acontecido en el 2013.

Lea también:


Publicidad