publicidad
Glenn Evans

Declaran al policía Glenn Evans no culpable

Declaran al policía Glenn Evans no culpable

Glenn Evans, comandante de la Policía de Chicago acusado de meter el cañón de su pistola en la boca de un sospechoso fue encontrado no culpable.

Glenn Evans
Glenn Evans

Glenn Evans, comandante de la Policía de Chicago acusado de meter el cañón de su pistola dentro de la boca de un sospechoso durante un arresto acontecido en el 2013 fue encontrado no culpable.

A Evans, oficial de 52 años, le presentaron cargos formales por agresión agravada y mala conducta, sin embargo, la jueza Diane Cannon dijo este lunes que no encontró creíble el testimonio de la presunta víctima, Rickey Williams.

La jueza mencionó inconsistencias en el testimonio de Williams, quien cambió sus versiones de los hechos en varios puntos de la investigación, incluso modificó sus declaraciones mientras Williams estaba en el estrado la semana pasada.

Según la fiscalía, el día de los hechos, Evans patrullaba una zona al este de la calle 500 y 71th cuando avistó a un hombre de 22 años con una pistola en mano, al acercársele el sospechoso comenzó a correr hacía una casa.

Encuentran inocente a policía de chicago acusado de mala conducta Univision

Evans encontró a Williams escondido dentro de un armario, lo derribó al suelo y luego metió su pistola calibre .45 en la boca del hombre y en su garganta. También se alega que Evans amenazó de muerte al hombre mientras presionaba una pistola "Teaser" en sus partes íntimas.

La fiscalía basó su caso en las pruebas de ADN encontradas en el arma de Evans, sin embargo, de acuerdo con el Chicago Sun Times, la jueza dijo que el DNA pudo haber sido transferido de las manos de Evans. Al cañón de la pistola no le realizaron pruebas de ADN.

Evans, empleado desde 1968 de la Policía de Chicago ha sido objeto de más de cuatro docenas de quejas ciudadanas en sus 29 años de servicio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad