null: nullpx
California

California prohibe motores de gasolina y diésel en carros nuevos a partir de 2035

El gobernador de California Gavin Newsom firmó el miércoles un decreto que ordena a la Junta de Recursos del Aire de California la creación de regulaciones que exijan que todos los carros nuevos vendidos en California a partir de 2035 sean vehículos de cero emisiones.
23 Sep 2020 – 04:32 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
El gobernador de California Gavin Newsom, anunció la medida rodeado de vehículos cero emisiones disponibles actualmente. Crédito: YouTube/ California Governor Gavin Newsom

El gobernador Gavin Newsom quiere terminar con la venta en California de carros nuevos dependientes únicamente de motores de combustión interna que producen emisiones contaminantes a partir del año 2035. El objetivo de la medida es combatir el cambio climático y convertir el estado en el primero en la nación en acabar con las ventas de automóviles solo con motores a gasolina o diésel en su territorio.

Newsom firmó el miércoles un decreto que ordena a la Junta de Recursos del Aire de California, o CARB por sus siglas en inglés, que establezca regulaciones que exijan que todos los carros nuevos y camiones de pasajeros vendidos en California a partir de 2035 sean vehículos de cero emisiones, según las reglamentaciones de CARB que rigen en el estado.


California mantiene una tradición de liderazgo en materia de economía de combustible y limpieza en las emisiones de su parque automotor, al punto de que muchos estados, los llamados estados CARB (Connecticut, Delaware, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Oregon, Pennsylvania, Rhode Island, Vermont, Washington, y Washington D.C.) han seguido su liderazgo y adoptado sus regulaciones en materia de consumo y emisiones.

Aún así, el 50% de las emisiones contaminantes de California provienen del sector transporte, por lo que la medida ha sido bien recibida por los grupos ambientalistas, y se espera que ayude a reducir significativamente la contaminación proveniente de los tubos de escape de camiones de transporte de mercancías, y otros vehículos.

El gobierno de Trump ha iniciado juicios en las cortes a fin de eliminar la posibilidad de que California tome sus propias decisiones en materia de emisiones y economía de combustible, la cual está establecida en una excepción en la Ley de Aire Limpio de 1963.

Newsom anunció la medida en una conferencia de prensa en las afueras de la gobernación del estado en la ciudad de Sacramento, parado frente a un Honda Clarity Fuel Cell, un Audi e-Tron, un Ford Mustang Mach-E, y un Tesla Model Y, todos modelos cero emisiones disponibles actualmente, con excepción del Mustang Mach-E que estará disponible antes del final del año. "Hemos establecido metas ambiciosas en el estado de California", dijo Newsom. "Estamos avanzando en la causa, con el apoyo de la Junta de Recursos del Aire de California, para liderar una vez más no solo a esta nación, sino en muchos aspectos liderar el mundo".

El gobierno del estado de California estima que la medida reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero en un 35%, y las emisiones de óxido de nitrógeno en un 80%.

Los residentes del estado podrán seguir poseyendo sus vehículos diésel y a gasolina, e incluso venderlos en el mercado usado. "No estamos eliminando nada", dijo Newsom, en referencia a que los vehículos a gasolina usados se podrán vender en California después de 2035, pero agregó que "estamos brindando una gran cantidad de nuevas opciones y nueva tecnología".

El decreto incluye la elaboración de "una red de transporte y ferrocarril integrada en todo el estado", así como planes para apoyar más infraestructura para bicicletas y peatones, especialmente en comunidades de bajos ingresos.

Reacciona
Comparte
Publicidad