null: nullpx
Coronavirus

Negocio de congresista por Austin recibe ayuda para pequeños negocios afectados por covid-19

La concesionaria de automóviles del representante republicano Roger Williams, que tiene una fortuna de 22 millones de dólares, obtuvo un cheque de asistencia federal para negocios afectados por la pandemia del coronavirus.
4 May 2020 – 02:17 PM EDT

Una concesionaria de automóviles propiedad del republicano Roger Williams obtuvo un cheque de asistencia federal dirigido a pequeñas empresas, de acuerdo con el Dallas Morning News.

Williams, representante del distrito 25 (Austin) tiene una fortuna de 22 millones de dólares y es propietario de una cadena de negocios de venta de autos en Texas. El congresista ha sido uno de los principales defensores de las ayudas a los negocios texanos, golpeados por los efectos económicos de la pandemia del coronavirus.

La concesionaria de Williams en Weatherford recibió un cheque por una cantidad aún no especificada, según ha detallado el periódico. La dirección del negocio respondió en un comunicado que “como muchos otros negocios en todo Estados Unidos, el nuestro no es inmune al daño causado por las órdenes del gobierno de permanecer en casa debido al COVID-19”. El negocio tiene más de 100 empleados.

El paquete de ayudas a pequeños negocios aprobado por el Congreso permite a las empresas de más de 100 empleados inscribirse al programa. En la administración Obama, programas similares consideraban pequeños negocios a quienes tenían menos de 25 empleados.

El cheque de ayuda, de acuerdo con lo marcado en el programa aprobado por el Congreso, debe ser suficiente para mantener el negocio por al menos dos meses.

No hay una ley que prohíba a los congresistas recibir dinero de ayuda federal. La concesionaria debió cumplir con los mismos criterios como cualquier otra persona que recibe un préstamo.

Polémica decisión

La ayuda a la empresa de Williams, no obstante, se conoce cuando varios de los negocios que solicitaron la asistencia no pudieron alcanzarla en un primer paquete. La demanda causada por la magnitud de la crisis económica agotó en días los $350 mil millones de dólares que el Congreso destinó inicialmente a pequeños negocios.

Los legisladores, entre ellos Williams, votaron la semana pasada extender el fondo para pequeñas empresas con otros $310 mil millones de dólares, pero los expertos han advertido que esto se agotará también con rapidez.

Algunas empresas como la cadena de hamburguesas Shake Shack y Los Angeles Lakers han devuelto el dinero de sus ayudas después de la indignación al conocerse que estaban entre los beneficiados. Casi una decena de congresistas que también son propietarios de pequeños negocios comentaron al Dallas Morning News que habían optado por no recibir ayuda federal.

La oficina del congresista respondió a través de un portavoz externo, que dijo que el negocio ha sido propiedad de la familia de Williams por décadas.

“Estamos agradecidos por esta oportunidad de continuar sirviendo a nuestra comunidad y esperamos contribuir a su reconstrucción”, comentó.

Williams se enfrenta en las elecciones de noviembre a la demócrata Julie Oliver, quien dijo que su contrincante había dedicado su tiempo en el Congreso a “favorecer a los grandes bancos”.

“No sorprende que miembros del Congreso abusen de la confianza pública mientras negocios familiares texanos tienen que cerrar sus puertas”, comentó.

Oliver y Williams se enfrentaron en 2018, en una elección en la que el congresista derrotó a la demócrata por un 53,5% sobre un 44,8% de los votos. Volverán a medirse el próximo noviembre.

Estos son los empleados que pueden negarse a regresar al trabajo por el coronavirus y seguir cobrando el desempleo

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés