null: nullpx
Inmigración

Gobernador Abbott alerta de "crisis en la frontera", pero expertos dicen que solo busca arreglar su imagen

El gobernador de Texas, Greg Abbott, reclama a la administración de Biden por la cantidad inmigrantes que siguen llegando a la frontera de Texas. Expertos explican que todo se trata de una movida política de Abbott y dan contexto de la situación.
25 Mar 2021 – 03:07 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

AUSTIN, Texas.- Sonia, una inmigrante de Honduras que vive en Estados Unidos, visitó el centro de detención T. Don Hutto Residential Center en Taylor, Texas, este miércoles para exigir la liberación de su hija de 10 años. La menor fue detenida cuando intentaba cruzar hacia Estados Unidos con su hermana mayor y su sobrina, escapando de la violencia en su país natal.

“Después de la muerte de mi hijo, que fue asesinado por los carteles de mi país, yo tuve que inmigrar acá con mi otro hijo varón para salvarlo a él. Tuve que dejar a mis hijas y a mi nieta en Honduras y ya ellas no tenían a nadie allá”, dijo Sonia.

La hija mayor de Sonia y su nieta fueron detenidas y deportadas. La niña de 10 años quedó sola en un centro de detención a la espera de su liberación.

Como las hijas de Sonia, miles de inmigrantes han llegado a la frontera en una situación descrita por el gobernador de Texas, Greg Abbott, como una crisis.

"Las recientes decisiones de la administración (de Biden) están envalentonando a los cárteles peligrosos, los contrabandistas y los traficantes de personas para que intensifiquen sus operaciones delictivas. En muchos casos, estos delincuentes atraen a menores no acompañados a condiciones inhumanas y los exponen al abuso y al terror", lee una carta de Abbott enviada al presidente Joe Biden esta semana. En el documento, el gobernador texano le exigió respuestas sobre los menores que están en la frontera y por qué se ha visto un aumento en los inmigrantes llegando al estado.

Cuando el presidente Joe Biden asumió el cargo, se mantuvo la política de expulsar a inmigrantes que llegaran a la frontera, pero comenzó a admitir a menores no acompañados. Por lo que ha recibido críticas de que por esta política más niños llegan solos.

Por su parte, la abogada de inmigración Silvia Mintz, aseveró que la cantidad de niños que han cruzado no es diferente al 2019.

“En realidad la cantidad de niños que está entrando no es diferente a lo que entró en 2019 bajo la administración del presidente Trump. Es interesante ver el interés ahora que tiene el gobernador Abbott cuando no dijo nada cuando los niños estaban encerrados en jaulas”, indicó Mintz.

Expertos afirman que es "un asunto político"

El profesor de ciencias políticas de Rice University, Mark Jones, indicó que es un asunto político.

“El gobernador tiene problemas. En la opinión pública tiene marcas malas por su manejo de la pandemia del coronavirus, más la tormenta invernal cuando la mayoría de las personas de quedaron sin electricidad. El gobernador está buscando una manera de impulsar su canal de apoyo. Siempre para los republicanos el tema de inmigración es una buena manera de aumentar su popularidad”, indicó Jones.

Del mismo modo, la abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Rochelle Garza, destacó que el asunto en la frontera ha sido un problema desde mucho antes de la administración de Biden.

“El gobernador no se preocupa por las personas que están en la frontera y ahora ve una crisis y eso no está bien. Él no se preocupa por las personas que están aquí y por qué ahora quiere preocuparse por una situación. Todo es político", dijo Garza.

¿Qué sucede en la frontera?

Fotos publicadas por la oficina de un representante demócrata de los Estados Unidos muestran a decenas de migrantes apiñados en una instalación de la Patrulla Fronteriza en el sur de Texas. Ante las fuertes críticas, el presidente Joe Biden designó a la vicepresidenta Kamala Harris este miércoles para liderar los esfuerzos de la Casa Blanca en la frontera y trabajar con las naciones centroamericanas para abordar las causas fundamentales de la migración.

El gobierno federal dijo que había casi 5,000 niños bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza hasta el martes y 11,551 adicionales en refugios del Departamento de Salud y Servicios Humanos. De acuerdo con The Texas Tribune, más de 100,000 personas fueron detenidas o entregadas a funcionarios federales de inmigración en febrero, incluidos unos 9,460 menores no acompañados y más de 19,240 familias. Estos números representan aumentos de más del 60% y 35% en comparación con las estadísticas de enero.

Según el profesor Jones, la cantidad de personas que se ha visto en la frontera se debe al cambio de mando y la opinión de inmigrantes sobre las políticas de Biden.

“Ahora que Biden es presidente la responsabilidad del sistema migratorio es con él más que con el partido republicano. El partido republicano quiere señalar que hay un caos en la frontera, hay gente cruzando, pidiendo asilo político, no da abasto las cárceles, que hay niños en jaulas, que cuando estaba Trump estaba bien, pero ahora que Biden está no. Es un dilema para Biden y el partido demócrata porque al final tienen que trazar la línea de hacer cumplir la ley y tener una cara humanitaria”, indicó Jones.

¿Por qué hay aglomeraciones en los centros de detención?

De acuerdo con Mintz, la situación en la frontera es difícil porque hay niños huyendo de la violencia y pobreza de sus países pero Estados Unidos no cuenta con la infraestructura necesaria para lidiar con el asunto. Para Mintz, el problema radica en el tiempo que se tarda en trasladar a los inmigrantes del centro de detención hasta su destino final, creando aglomeraciones en estos lugares. La abogada indicó que la meta es que los niños sean transferidos en 72 horas a un refugio o con un familiar. Sin embargo, el proceso actualmente tarda 108 horas.

La abogada Garza dijo que el problema de infraestructura en el sistema de inmigración ha estado por años, independientemente de qué presidente haya estado en el poder.

“Los problemas no van a terminar, van a seguir. Y por eso es importante que evaluamos cómo se tratan a las personas. Han tratado a las personas horriblemente por muchos años, bajo cualquier presidente. Estos departamentos del gobierno, como la Patrulla Fronteriza, ellos tienen que tomar responsabilidad. Tenemos que poner más recursos para ver cómo manejan su trabajo”, indicó Garza.

La abogada de ACLU indicó que la cantidad de personas que ha llegado a la frontera se debe a que han llegado inmigrantes que fueron rechazados durante la presidencia de Trump, incluidos los que estaban bajo los protocolos de protección al migrante, que obligaron a más de 70,000 solicitantes de asilo a regresar a México mientras esperaban sus audiencias de inmigración.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés