null: nullpx
Represa de agua

Autoridades de Austin responden a reporte de una nueva explosión, pero no hallan relación con las 5 anteriores

Este martes en la noche la policía y los servicios de emergencia desalojaron un edificio en la ciudad ante el reporte de una nueva explosión. Minutos después aclararon que no detonó un paquete y que no creen que el incidente esté relacionado con una serie de paquetes detonantes que mantienen en vilo a los habitantes de Austin.
20 Mar 2018 – 08:37 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Las autoridades de Austin, Texas, respondieron en la noche de este martes a reportes de una nueva explosión en el sur de la ciudad, reavivando el temor que viven sus habitantes luego de que una serie de detonaciones de paquetes no identificados dejaran a dos muertos y varios heridos allí en el último mes.

Minutos después de que avisaran sobre la explosión, sin embargo, las autoridades confirmaron que se trataba de un hecho aislado, pues el dispositivo encontrado en el lugar del incidente era diferente al que ha sido detonado en las ocasiones anteriores.

"No se registró la explosión de un paquete en la cuadra 9800 de Brodie Ln. El paquete no contenía una bomba sino un artefacto incendiario", escribió la Policía de Austin en un tuit. "No tenemos razones para creer que este incidente está relacionado con los paquetes bomba anteriores", agregó.

Aún se desconocen los detalles de este último incidente, en el que un hombre de 30 años resultó herido. El reporte se dio en una tienda de donaciones de ropa Goodwill, que fue evacuada tras el incidente.

Justo este martes, a la una de la madrugada, un paquete que se cree tenía como destino Austin explotó en una instalación de FedEx en Schertz, justo al noreste de San Antonio.

Tras el incidente, el FBI confirmó la relación de este suceso con cuatro explosiones anteriores ocurridas en la misma zona y que atribuían posiblemente a un mismo atacante, por las similitudes entre los objetos que han sido detonados.


La policía de Sunset Valley, un suburbio ubicado en el suroeste de Austin, indicó que el paquete que explotó en la instalación de Fedex fue enviado desde un centro de esa localidad. El fiscal general de Texas, Ken Paxton, confirmó a una cadena de TV local que el paquete bomba tuvo como origen Austin y que su destino también era Austin.

En ese incidente, que ocurrió solo a 63 millas (101 km) de Austin, una persona resultó herida.

Poco después, a las 6:20 de la mañana del martes, la policía envió a un escuadrón antibombas a otra sede de FedEx a las afueras del aeropuerto de Austin por un paquete sospechoso. Las agencias federales y la policía confirmaron que contenía explosivos y fue desactivado. Confirmaron entonces la relación con los cuatro anteriores.

Las explosiones

La primera explosión ocurrió durante la mañana del 2 de marzo y provocó la muerte de Anthony Stephan House, de 39 años. House encontró un paquete alfrente de su casa que explotó, provocándole heridas severas. Murió en el hospital casi una hora después de la explosión.

Las dos próximas explosiones ocurrieron el lunes 12 de marzo y fueron similares, pues se trataba de paquetes que estallaron cuando fueron abiertos por las víctimas.

En la segunda explosión murió Draylen Mason, un joven de 17 años que tocaba el bajo en la banda Austin Soundwaves y había sido aceptado en la escuela de música Butler de la Universidad de Texas. En esa explosión también resultó herida la madre de Mason.

En la tercera explosión resultó gravemente herida una hispana de 75 años, que las autoridades aún no han identificado.

La cuarta explosión, que ocurrió el domingo 18 de marzo, fue distinta porque no involucraba un paquete. Ocurrió cuando un cable o cuerda atado al explosivo recibió presión, ya sea porque una de las víctimas lo pisó o tocó. Dos hombres anglosajones de 22 y 23 años sufrieron "heridas significativas" en ese incidente.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés