null: nullpx
Juicios

Acusan de asesinato en segundo grado a diseñadores del tobogán de agua donde murió un niño decapitado en Kansas

La acusación por la muerte del niño Caleb Schwab en 2016 se hizo pública este martes. Jeffrey Henry, copropietario del parque acuático Schlitterbahn y su socio John Schooley, no tenían la "experiencia necesaria" para construir este tipo de atracciones.
28 Mar 2018 – 03:55 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Los dos diseñadores de un tobogán de agua de un parque de diversiones en Kansas, donde murió decapitado un niño de 10 años en 2016 , enfrentan cargos de asesinato en segundo grado (no premeditado o planeado), de acuerdo con la acusación hecha pública este martes.

La acusación dictada por el gran jurado del condado de Wyandotte implica a Jeffrey Henry, también copropietario del parque acuático Schlitterbahn, y a su socio John Schooley.

Tyler Austin Miles, exdirector de operaciones del parque, fue acusado el pasado viernes por homicidio involuntario, cargo que también se impuso al propio parque de diversiones.

La empresa constructora involucrada en el diseño y construcción del 'Verruckt Ride', como llamaron al tobogán más alto del mundo, también ha sido acusada de homicidio imprudente en segundo grado.

Los cinco acusados (los tres hombres y las dos empresas) también confrontan cargos de agresión agravada y peligrosidad agravada por las lesiones que sufrieron en el tobogán otras 13 personas, incluyendo cuatro niños, antes de la muerte de Caleb Schwab en 2016.


En la acusación de 47 páginas se explica que la empresa y sus ejecutivos buscaban impresionar con el tamaño del tobogán, que fue incluido en el libro de récord Guinness como el más alto del mundo.

El documento de la investigación señala que los diseñadores del tobogán no tenían la "experiencia necesaria" para construir este tipo de atracciones y que no se respetaron los cálculos matemáticos.

Según los investigadores, la empresa sabía que el tobogán no era seguro, pero aún así se apresuró a abrirlo al público en 2014; cerró el 7 de agosto de 2016, cuando Schwab murió.

La investigación concluyó que Caleb murió decapitado luego de que el bote en el que se deslizaba golpeara contra unos aros de metal, ya que obstruían la posible trayectoria de las balsas, lo cual según los expertos es un error de diseño.

Cargando Video...
Así funciona el tobogán ‘Verruckt’ donde murió Caleb Schwab

Henry, de 62 años de edad, fue arrestado este lunes, notificó la Fiscalía General de Kansas, y Schooley no está en custodia.

Miles se entregó a la oficina del Sheriff del Condado de Wyandotte el viernes. Fue liberado con una fianza de 50,000 dólares.

En un comunicado publicado la noche de este martes en defensa de los acusados, la empresa Schlitterbahn Waterpark dijo que "Jeff Henry ha diseñado paseos acuáticos en todo el mundo" y que "casi todos los parques acuáticos que existen hoy en día tiene una atracción o característica basada en sus diseños o ideas".

La familia del niño recibirá cerca de 20 millones de dólares después de llegar a un acuerdo judicial, según se conoció este jueves.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés