null: nullpx
Meghan Markle

Meghan Markle y Harry pensaron identificar al miembro de la realeza que fue racista, pero algo los detuvo

Los duques de Sussex sacudieron al Palacio de Buckingham en marzo, cuando dijeron a Oprah Winfrey que alguien de la familia real preguntó por el color de la piel que iba a tener su hijo Archie al nacer. Ahora un nuevo manuscrito dice que ellos sopesaron identificar a esa persona por su nombre.
26 Ago 2021 – 02:58 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Meghan Markle y el príncipe Harry consideraron identificar al miembro de la familia real que hizo un comentario racista sobre su hijo cuando fueron entrevistados por Oprah Winfrey.

Los duques de Sussex sacudieron al Palacio de Buckingham en marzo, cuando denunciaron racismo en el seno de la familia real y ventilaron otras quejas durante su entrevista con la celebridad de entretenimiento y empresaria de medios.

Loading
Cargando galería


Meghan y Harry dijeron que alguien de la familia real preguntó por el color de la piel que iba a tener su hijo Archie al nacer, pero no identificaron a la persona. Oprah dijo después que esa persona no era la reina Isabel.

Ahora los autores de un libro no autorizado sobre los duques de Sussex dicen que la pareja real sopesó identificar a la persona que les hizo la pregunta racista, pero que Meghan al final le dijo a Oprah que revelar esta información sería “muy dañina para ellos”, reportó The Daily Mail.

Los Sussex viven desde el año pasado en California, a donde se mudaron permanentemente tras renunciar a sus tareas reales en el Reino Unido. La pareja también se ha quejado del trato de los tabloides británicos hacia Meghan, argumentando que han atizado el racismo en su contra.

La exactriz estadounidense es biracial, de padre blanco y madre negra.

Las nuevas revelaciones son hechas en la nueva edición del libro Finding Freedom, de Omid Scobie y Carolyn Durand. El manuscrito incluye un nuevo epílogo, que fue filtrado a The Daily Mail.

La entrevista con Oprah fue catártica y liberadora para Meghan, pero dejó al príncipe William “furioso” porque había ventilado asuntos familiares, según la publicación.

La denuncia de Meghan y Harry fue tan fuerte que la reina reaccionó diciendo que abriría una investigación interna y William dijo que la familia real no es racista.

El libro también cita a un amigo de la duquesa quejándose de que la monarquía ha tomado “pocas medidas” tras las acusaciones.

Aunque Harry y Meghan han dicho que la publicación no es autorizada, los autores son vistos como cercanos a la pareja, de acuerdo con el tabloide. La nueva edición sale a la venta la próxima semana.

La familia real se distanció de los Sussex a raíz de sus explosivas declaraciones ante Oprah. Desde entonces, Harry y su padre, el príncipe Carlos, hablan poco, según el libro.

Las emociones en la familia real siguen “a flor de piel” por la entrevista, dijo una fuente anónima a los autores.

“Va a tomar tiempo para sobrellevar el dolor”, dijo la fuente. “Se tiene que reconocer lo que los Sussex han pasado para que haya progreso”.

Desde la entrevista, Harry ha vuelto al Reino Unidos dos veces, mientras que Meghan no ha regresado debido a su embarazo. Ella dio a luz a su segundo retoño, Lilibet Diana, en junio.

Los autores también especularon que varios miembros de la familia real están “disimuladamente contentos” de que Meghan no acompañó a Harry al funeral del príncipe Philip en junio porque ellos no querían que “la duquesa creara un espectáculo”.


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés