Tacos

Así ha conquistado el taco a Estados Unidos

El hashtag #TacoTrucksOnEveryCorner es el trending topic con el que los estadounidenses —latinos o no— se han volcado a celebrar al taco, un plato que se ha hecho popular en Estados Unidos, incluso por encima de las hamburguesas.

Ayer por la noche el co fundador de ‘Latinos for Trump’, Marcos Gutiérrez, inició un polémico argumento a favor del candidato republicano a la presidencia de EE.UU. que se volvió una tendencia en redes sociales. En sus palabras la cultura latina es “imponente” y causante de problemas que, de no detenerse, terminarían por convertirse en una invasión de “camiones de tacos en cada esquina”.

Cuando la declaración de Gutiérrez se convirtió en trending topic el humor y los aderezos del mundo virtual le dieron otro sentido, la frase taco trucks on every corner se interpretó como una razón para votar por Hillary Clinton y se tornó en un elogio a los tacos, una de las grandes aportaciones de la cocina mexicana a las mesas de Estados Unidos.

#TacoTrucksOnEveryCorner es el trending topic en el que los estadounidenses —latinos o no— se han volcado a celebrar el espacio que el taco ocupa en la dieta norteamericana, un plato que se ha hecho popular incluso por encima de las hamburguesas.

Que el taco sea un motivo de orgullo nacional (¡norteamericano!) no es una casualidad: de acuerdo a Gustavo Arellano, autor de ‘ Taco USA, How Mexican Food Conquer America’, desde 1880 los estadounideses abrieron sus apetitos y paladares a un nuevo universo de sabores con un movimiento que inició en la frontera sur del país: “como resultado, la cocina mexicana domina los paladares americanos por una suma de billones de dólares anuales.”

The only way to party in LA. @infatuation_la 🌮📸: @maieatingobsession #EEEEEATS #🌮

Una foto publicada por 🌮 Tacos (@tacos) el

La construcción de esta admiración ha sido paulatina, una ‘conquista’ más pasiva que la de los discursos sobre política de inmigración pero no menos efectiva. El taco se ha vuelto una presencia imborrrable de lo latino, particularmente de lo mexicano, en Estados Unidos.

Los tacos están presentes lo mismo en el hoyo de la pared del Bronx que en el restaurante trendy de un top chef como Enrique Olvera, en el estadio de beisbol y en las cadenas de comida rápida.

Esta conquista puede leerse desde diferentes frentes y es atribuible a varios fenómenos: la migración (claro), la cantidad de mexicanos que se emplean en las cocinas de Estados Unidos, la valoración de la cocina mexicana como un patrimonio cultural de la humanidad y la asociación de lo artesanal y auténtico como sinónimos de lujo (gracias, hipsters) han sumado a la construcción de esta sociedad taquera.

Este plato es un recordatorio envuelto en tortilla de que las fronteras no sólo se cruzan físicamente.

No importa qué tan alto sea el muro que quiera construir Trump, los tacos —dicho en mexicano— ya 'se volaron la barda'.


Lea también: