publicidad

Moda hecha en una cárcel de Lima se vende en el mundo

Moda hecha en una cárcel de Lima se vende en el mundo

El francés Thomas Jacobs es el creador del proyecto que ha revolucionado la vida en una cárcel peruana.

Moda hecha en una cárcel de Lima se vende en el mundo.

Por  Milagro Urquieta
 
 
Un cerro sobre el que se lee: “Ríndete a Cristo”, fue su tapete de bienvenida hace 3 años y medio. Una vez dentro, los acorazados policías que lo enmarrocaron por intento de homicidio a su primo hermano, han cedido su vigilancia a sus compañeros de rejas. Unos con más esquina que otros, saludan a los nuevos del pabellón con un: “Llegas temprano, aun no hay muertos”. Es el penal de hombres de San Juan de Lurigancho en Lima- Perú. El hogar de Gian Franco, un joven de 22 años que prefiere, como tantos otros, redimir sus culpas en un rincón del taller de costura.  
 
Aquí se confeccionan los polos, guantes, pantalones, casacas y calzado que se exporta a Estados Unidos, Alemania, Francia, Inglaterra e Italia, por intermedio de Thom as Jacobs. El diseñador francés de 28 años que dejó su trabajo con la prestigiosa marca Chanel para poner en marcha, desde hace tres años, su firma de ropa Pietá (piedad en italiano). Con ella cambia la vida de 20 a 30 presos, que no solo aprenden a confeccionar prendas de alta calidad, también ganan un porcentaje por lo que se vende mientras cumplen condena por sus crímenes.
 
“Fuera de prisión, muchos nos ven mal. Piensan que saliendo de aquí vamos a cometer los mismos errores. Pero no todos somos iguales. Yo quiero salir y hacer las cosas bien por mi hija de 5 años. Ahora sé coser, remallar y recubrir una prenda. Me pagan 8 dólares por día de trabajo y con eso ayudo a mi familia”, confiesa Gian Franco a Univision Trends mientras da los últimos acabados a los creativos polos de Pietá, en los que encontramos frases como: “Sicario, arrepiéntete. Cristo te ama”, “No cacharrear (molestar) a la visita”, “Hecho por internos”, “Enjoy poberty” o “Mala leche. ¡Bébela! 100% lágrimas de hombres”.

publicidad


 
Hechos en algodón pima orgánico, con baby alpaca y otros tejidos a mano, cada prenda de Pietá muestra un poco la vida penitenciaria. Caótica, pero también en busca de una redención espiritual. De hostil supervivencia, que no oculta su dócil afán por saborear una segunda oportunidad. Y en tiempos difíciles, hasta el más bravo necesita de un Mesías.
 
“Las máquinas que existían antes en el taller solo se usaban para enmendar algún uniforme. Ahora trabajamos de lunes a jueves o de jueves a lunes. Cuando vino Thomas empezó la producción, antes éramos simples sastres”, nos cuenta Santos, preso por robo agravado al igual que Lenin, un hombre que se declara inocente y asegura haber sido maestro del estampado antes de pisar Lurigancho. “Ya tenía experiencia, por eso me pasaron la voz para trabajar con Thomas. Con este trabajo obtengo el beneficio del 5x1, laboro 5 años a cambio de uno en libertad. ¿Mi mayor lección? El tiempo perdido no se recupera. Ahora valoro mi libertad y no veo la hora de poder salir para abrazar a mis dos hijos”.
 
 

 
 
 
UN FRANCÉS CON ESQUINA 
 
Thomas Jacobs asegura ser un leído de la Real Academia de la Lengua Penitenciaria. “¿Sabes lo que significa achóname?”, nos dice en un castellano masticado. “Dame una propina. Hay varias jergas en prisión. A los policías se le dicen “tombas” o “aguacates”. Un “huaco”, son los celulares antiguos”. Por eso, este francés camina por Lurigancho en confianza. Dos o tres veces por semana llega al taller del penal llevando telas en insumos para la confección de sus prendas, luego de haber hecho el diseño él mismo.
 
“El corte, estampado y costura sí se hace adentro. Los chicos son buena onda y responsables. Desde el principio me acogieron muy bien”, cuenta Jacobs a Univision Trends. De hecho, la primera vez que Thomas pisó una cárcel fue en Perú, en junio de 2012. Llegó por invitación de una amiga para presenciar la obra de teatro de Victor Hugo, el Notre Dame de París, en el penal de máxima seguridad de Lima: Castro Castro. La puesta en escena era interpretada en francés por los reos, gracias a las clases impartidas dentro de la cárcel. Thomas quedó impresionado y se acercó a conversar con los internos luego de la función.


 
“Me di cuenta de que no tenían muchos ingresos y no hacían mucho en sus días. Pero me contaban que estaban animados para hacer cosas. Vi que había máquinas de coser y que algunos chicos ya sabían cómo us arlas . Lo que no había era trabajo. Les dije que sería interesante hacer una marca de ropa hecha por ellos, desde la cárcel. Hablé con la gente del INPE (Instituto Penitenciario Peruano), y les encantó la idea. Comencé haciendo unos diseños y muestras por un año h asta llegar al nivel que quería y lo hemos logrado”, nos cuent a orgulloso.
 
 

Relacionado
La Bella Rosa 5. Manolo Vellojín.
Las bellas modelos de las revistas destruidas en el arte
El boom del arte en Miami no se reduce al Art Basel, Pinta Photography le abre un espacio especial a los amantes de la fotografía como la exposición del colombiano Manolo Vellojín obsesionado con deconstruir la imagen de las modelos de los magazines.

 
 
 
PROYECTO DE VIDA
 
Con el tiempo, Jacobs expandió el negocio al penal de mujeres de Santa Mónica y al de hombres de San Juan de Lurigancho, donde se confeccionan un promedio de 500 prendas al mes. Los precios rondan entre los 14 a 60 dólares, si se trata de un polo y un calzado.  Un negocio redondo que ha hecho que Jacobs abre su propia tienda en Miraflores, uno de los distritos m á s turísticos de Lima. “Es cómico porque yo no estudié diseño de mod as . Estudié Derecho, Marketing y Diseño Gráfico”.
 
Thomas trabajó en el área de marketing de Misericordi a, una marca de ropa franco- peruana que se vende en 16 países alrededor del mundo, la mayoría en Europa y Asia. Con Chanel, buscaba nuevos materiales y técnicas en tejido para las nuevas colecciones. Como mochilero empedernido llegó a Perú. Cusco, Arequipa y Lima fueron las ciudades donde buscó inspiración para su tesis de graduación en la Escuela de Negocios Inseec, de París.

publicidad


 
Quería sustentar una filosofía de trabajo que llevan a cabo muchas marcas de prestigio como la francesa Yves Saint Laurent: Moda ética, le dicen. Una tendencia que consiste en prestar atención a lo que hay detrás de una prenda fabricada. ¿Quién la hizo? ¿Qué materiales usó? ¿Generó algún beneficio social? Es por eso que Pieta emplea algodón ecológico, cada prenda lleva el nombre del preso que la hizo, siendo vistos fuera de la rejas como personas y no criminales. Algo por lo que Thomas ha sido criticado.  
 
“T ambién han dicho que trabajo en la cárcel porque así la mano de obra me sale más barata. Eso es mentira. En todo caso me iría a Gamarra (el centro industrial más grande de ropa al por mayor en Perú y Latinoamérica). La verdad, las críticas es lo que menos me importa. En la cárcel hay de todo, incluso inocentes. Hay gente que cometió un error una vez en su vida y terminó preso. O estuvo en el momento y lugar equivocado. Por eso, yo no me enfoco en la pena. Para mí todos en la cárcel son iguales”.
 
Después de un a jornada de trabajo y de darles algunas indicaciones a los reos, Jacobs se despide de algunos con un abrazo amigo. Es el jefe, el Mesías del taller de costura de Lurigancho. Un penal que se reconoce por su sobrepoblación y por ser uno de los más cuestionados en Lima a raíz de denuncias públicas por los privilegios de algunos reos: desde cervezas y drogas, hasta discotecas y piscinas fuera de sus celdas. Con Pieta, Thomas Jacobs ha llegado a Lurigancho para salvar a los que quieran.

publicidad


 
 

Relacionado
Imagen tomada de YouTube
El anuncio de Coca Cola que molestó a muchos en México
Organizaciones lo consideran un insulto a la comunidad indígena y "un ataque" a su dignidad pues contribuye a empeorar su estado de salud
publicidad
publicidad
La doctora Myriam Balbela explica que, por ejemplo, los sueños sexuales con personas que tienen cargos superiores revelan la necesidad de más autoridad o la dificultad en el ambiente laboral. También habla sobre tríos y exparejas.
Las autoridades investigan el caso ocurrido en Elisha M Pease Elementary School, institución que envió un comunicado a los padres para informalos sobre el hecho. Maribel Fuentes, madre de una estudiante, asegura que el portador del arma cargada había tenido enfrentamientos físicos con otros menores.
Todo está listo para la gran boda real y tanto el día como el lugar han sido confirmados. Aunque el hermano del príncipe Harry ya tendría comprometida su agenda para esa fecha.
La cantante mexicana es una muy buena bailarina y Clarissa no se quiso quedar atrás y demostró, una vez más, lo bien que sabe mover el esqueleto.
publicidad