null: nullpx
Trajes de Baño

Los nuevos trajes de baño que enseñan partes del cuerpo que hace mucho tiempo no veíamos

En las pasarelas del Miami Swim Week se han visto unos nuevos modelos de trajes de baño que dejan al descubierto la ingle y las caderas, exigiendo extremos depilados, y la redondez de la parte inferior del busto. ¿Qué hay detrás de esta nueva silueta?
16 Jul 2016 – 12:23 PM EDT

Además de minúsculos bikinis y de un fuerte regreso de los traje de baño de una sola pieza, las pasarelas del Miami Swim Week han puesto de manifiesto que la silueta tradicional de estas piezas para disfrutar la playa está cambiando y con ella cambiando también las partes del cuerpo femenino que se pueden ver en público.

Los trajes de baño han sido históricamente una prenda que han puesto de manifiesto hasta dónde puede ir la mirada sobre el cuerpo femenino y masculino. Qué se puede ver sin que cause escándalo o indignación moral. Así, las pasarelas que hemos visto durante estos días han dejado claro que si a principios del Siglo XX mostrar las piernas era toda una transgresión, y si a finales de los años cuarenta salir en un bañador de dos piezas que dejaba ver el abdomen femenino era toda una revolución, hoy es la ingle y las caderas las que parecen despertar la conmoción colectiva.


Lejos de los bikinis descaderados, heredados de la estética brasilera, lo que parece imponerse hoy en pasarelas y, más interesante aún, en los cuerpos reales de mujeres que van a la playa, son calzones que se trepan altísimos sobre las caderas y dejan toda la piel de la ingle y las caderas denudas exigiendo, claro, extremos depilados. La silueta de 2016 se devuelve a los años 80 en los que al retomarse un estilo muy tipo años 50 la obsesión fue por acentuar la cintura.

Como estos trajes de baño tipo Pamela Anderson en la emblemática ‘Baywatch’, están dejando libre a la mirada pedazos de piel que habían estado por décadas cubiertos, es muy peculiar ver cómo las mujeres llevan el rastro del bronceado y enseñan su abdomen bajo más blanco que el resto del tono de su piel. Es ahí, en la blancura de esa zona pélvica que cualquier espectador puede darse cuenta que de verdad los trajes de baño de esta temporada son trasgresores porque dejan ver algo que hace mucho tiempo no era visto en público.

Pero además de desnudar estas partes del cuerpo, hay también una nueva forma de brasiere que, inspirada en los polémicos vestidos que ha usado Kim Kardashian, invierten el tradicional escote haciendo que se vea la redondez del busto no en su parte superior, como siempre se ha visto en blusas y bikinis, sino en su parte inferior, de nuevo una parte del cuerpo siempre escondida en los vestidos públicos.


Quizás estas revoluciones no obedezcan más que a una necesidad de parte de los diseñadores de ropa de playa de ser más creativos e innovar un poco las tradicionales siluetas, pero con estas nuevas apuestas de dejar al sol lugares del cuerpo que siempre se mantuvieran en la sombra quizás también estemos asistiendo a una nueva redefinición del deseo. Ahora quizás más que añorar un abdomen plano, todas querramos tener unas firmes y redondas caderas que mostrar en nuestro bañador.

Lea también:


Más contenido de tu interés