null: nullpx
Shows de Moda

Met Gala: Cinco maneras en las que moda y la tecnología le dan vida a vestidos impensables

A propósito de la inauguración de la exposición del Museo Metropolitan de Nueva York celebramos los trajes hechos por impresoras, los abrigo que salvan océanos y las camisetas que cargan celulares.
2 May 2016 – 4:32 PM EDT

Este noche se inaugura la exposición de moda del año en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York bajo el nombre "Manus x Machina", una muestra que hará referencia a la combinación de "la mano" y "la máquina”. Un total de 150 diseños se exhibirán en la exposición, abierta al público desde el 5 de mayo hasta el 14 de agosto.

Chanel, Yves Saint Laurent, Iris Van Herpen, Dior, Issey Miyake y Christopher Kane son algunas de las marcas elegidas por el museo gracias a su uso de técnicas innovadoras para tratar los tejidos, conseguir volúmenes imposibles y revolucionar la artesanía.

Impresoras 3D, hologramas, paneles solares, wearables... Estos son cinco ejemplos innovadores de lo que resulta cuando moda y tecnología comulgan juntos.

1. La estudiante de moda que confeccionó su colección con una impresora


Danit Peleg , estudiante del Shenkar College of Design en Tel Aviv, no sabía nada de impresión 3D hasta que decidió embarcarse en la creación de su colección de fin de curso el pasado julio. Tras investigar sobre las infinitas posibilidades que ofrecen estas innovadoras impresoras, capaces de fabricar desde tejido humano artificial hasta comida para astronautas (NASA está intentando imprimir la primera pizza comestible), Peleg tuvo la idea de utilizar esta tecnología para crear diseños de moda. Buscó un laboratorio en Tel Aviv donde pudieran proporcionarle las impresoras, y empezó a experimentar con fibras y tejidos.

Todo el proceso le llevó nueve meses de trabajo, ya que se necesitan 400 horas para imprimir cada prenda. Utilizó hasta seis impresoras funcionando a la vez durante 24 horas al día para poder entregar su colección a tiempo.

El resultado es espectacular. En la pasarela, las prendas adoptan el movimiento de las modelos gracias al tejido de malla. Vestidos, faldas, e incluso chaquetas, que requieren un patrón mucho más complejo. No sabemos qué calificación le pusieron en la escuela, pero nosotros le damos matrícula de honor.

2. Microchips en tus zapatos para evitar falsificaciones

Salvatore Ferragamo anunció en marzo que instalará microchips en sus bolsos y en los tacones de sus zapatos. Afectada por el mercado de copias ilegales, la marca italiana ha emprendido esta iniciativa para resaltar el valor de sus artículos originales. Estos microchips, ocultos entre el material del producto, servirán para comprobar la autenticidad del artículo. Muchos de los clientes que adquieren prendas de lujo acaban revendiéndolos en eBay, y ahí, asegurar que no se trata de una copia resulta esencial.

3. Recarga el móvil conectándolo a tu camisa

Los impulsores de Wearable Solar, afincados en Holanda, están creando prendas de ropa capaces de captar la energía solar y producir energía. La idea se le ocurrió a Christian Hollaand tras asistir a un festival de música y quedarse sin batería en el móvil. Ya no podía contactar con sus amigos ni consultar los horarios de los conciertos. "¿Y si pudiera cargar mi móvil utilizando la luz solar?" se preguntó. Contactó con Pauline Van Dongen, diseñadora de moda, y le propuso el proyecto. Juntos han creado una camisa que incorpora 120 diminutas placas solares y un conector USB para poder recargar cualquier dispositivo. Las placas le dan a la prenda un toque futurista y muy original. Lo mejor: el diseño es incluso bonito.

4. Un abrigo que salva océanos


"Para fabricar esta chaqueta son necesarias 40 botellas de plástico recicladas." En las prendas de la firma Ecoalf es normal encontrarse con indicaciones como ésta. Gracias a los avances en producción y transformación de materiales, Ecoalf es capaz de reutilizar redes de pesca abandonadas, botellas de plástico usadas, neumáticos, posos de café y algodón post-industrial para fabricar prendas 100% recicladas. A través de su modelo, consiguen reducir el impacto medioambiental, contribuir a la recuperación de los océanos y consumir menos agua. Otro ejemplo de esta tendencia es la firma SegraSegra, que utiliza ruedas de bicicleta usadas como materia prima para sus colecciones de ropa deportiva.

5. Alexander McQueen, el pionero en las pasarelas


Con el fallecimiento de McQueen no sólo se fue uno de los más grandes diseñadores de moda, sino también uno de los mayores innovadores de la tecnología y arte. El creador británico convertía cada desfile en una experiencia única gracias a su combinación de la robótica, el audiovisual y la música.

Para su show de Primavera/Verano 1999 ideó una performance en la que una modelo giraba sobre una plataforma y dos brazos robóticos estampaban su vestido con pintura en directo. El efecto es espectacular.

En 2006, sorprendió a los invitados de su desfile con un holograma de la modelo Kate Moss moviéndose a cámara lenta con un vestido vaporoso que casi parecía flotar en el aire. Y en 2010, volvió a utilizar robots, pero esta vez para filmar y retransmitir su desfile desde todos los ángulos posibles


Lea también:


Más contenido de tu interés