null: nullpx
Sexualidad

¡Fuera ropa! ¿Y a comer?

Bunyadi: el primer restaurante nudista del mundo abre sus puertas este junio.
30 May 2016 – 2:16 PM EDT

Recuerda este nombre: Bunyadi. Es el primer restaurante “nudista” del mundo y está en Londres. Creado por Seb Lyall, uno de los diseñadores del bar temático de Breaking Bad, el sitio promete una experiencia completamente natural: sin gas, sin luz eléctrica, sin utensilios de metal o plástico, sin ropa y sin inhibiciones. Tampoco se permitirá el uso de los molestos teléfonos móviles o relojes inteligentes. El personal ejecutará sus labores desnudo; sólo el staff de la cocina cubrirá algunas "partes estratégicas", o sea los genitales, por motivos de higiene y seguridad.

Pese a que la utilidad de la ropa –ese sabio invento que nos protege de los cambios de temperatura y las miradas indiscretas– es innegable, hay que reconocer que la mayor parte del tiempo es un estorbo; aprieta, está llena de tiras, cierres e incómodos botones, pocas veces podemos lucir como queremos. Los uniformes y los fastidiosos códigos de vestimenta se cuelan hasta los restaurantes, por lo que, cuando se quiere comer fuera de casa también hay que ir embutido, no en nuestras prendas favoritas, sino con las que el establecimiento prefiera.


Al natural

Al nudismo se le ve con frecuencia como una mezcla de hippismo, exhibicionismo y perversión, lo cual resulta absurdo al recordar que las actividades de mayor placer son las que involucran poco ropa o la ausencia de ella: ir a la playa, recibir un masaje, bañarse, despojarse de todo después de un largo día, y desde luego, el sexo, por lo que deberíamos replantearnos el papel de la desnudez en nuestras vidas.

Los adeptos al también llamado naturalismo, aseguran que andar desvestido reporta hasta 205 beneficios entre los que destacan la aceptación corporal, mayor comodidad, mejoras en la circulación y la apariencia de la piel, una óptima absorción de vitamina D, relajación física y mental, así como aumento de la fertilidad.

Sorprendentemente, los nudistas están muy bien organizados y prenda por prenda han ganado espacios en playas, publicaciones y sitios de internet: The American Association for Nude Recreation es una de las estructuras nudistas más grandes de Estados Unidos, tienen un vasto listado de clubes y resorts a los cuales asistir, miembros con los cuales convivir, así como foros, ensayos y artículos sobre la ausencia de ropa como estilo de vida.

Podría afirmarse que el nudismo se había tardado en llegar a la industria alimentaria; San Francisco tiene un maratón de ese tipo, además del World Naked Bike Ride. En New York el club literario The Outdoor Co-Ed Topless Pulp Fiction Appreciation Society realiza lecturas al desnudo y, así como hay rock y reggaetón cristianos, también existen grupos que practican el culto a Dios y a la desnudez, tal es el caso de los Naturist Christians.

Asimismo, los que deseen un bronceado perfecto sin marcas de bikini, pueden acudir a la UFO Beach, South Padre Island, en Texas, a San Gregorio y San Mateo County en California, o a Lighthouse Beach, Islip, en New York, por mencionar algunas. Una búsqueda rápida en internet es útil para ubicar si su lugar de residencia tiene sitios y adeptos, o bien, cuál es el lugar más cercano.

Mitos, reglas y respeto

Como en todo, los mitos persisten y como en todo, hay reglas: el respeto es muy importante para los nudistas. No es obligatorio desvestirse por completo. Las miradas crudas o libidinosas, tan condenables en lo cotidiano, tampoco son aceptadas en estos grupos, la desnudez no tiene fines sexuales ni lucrativos –como en la pornografía o el trabajo sexual–, tampoco son exhibicionistas, pues tienen lugares y eventos específicos.

La propuesta de dichas asociaciones es sencilla; consideran que al quedar al descubierto se experimenta libertad, es una forma regresar a la naturaleza y convivir con ella para recuperar el equilibrio de cuerpo y mente. Otras reglas son igual de elementales que cuando llevamos ropa puesta: no tomar fotos a escondidas, no acosar, incluso muchas playas nudistas no permiten el consumo de bebidas alcohólicas. Es natural que se dé la erección, presumir de ella, no; así que habrá que cubrirse, y de igual forma se prohiben los contactos sexuales al aire libre y a la vista del resto del grupo.

Algo que defienden profundamente los nudistas es la aceptación corporal, una queja frecuente de los que ni siquiera son practicantes es que en sitios o eventos clothes optional se ve a la gente que no nos gustaría ver sin prendas. Young Naturists and Young Nudists America responde a esto que sólo es confrontarse con cómo luce un cuerpo en la realidad; no hay filtros ni Photoshop y hay que aprender a vivir con ello, la página incluso afirma que es este desagrado por la apariencia promedio, es reflejo del desprecio propio, algo que puede remediarse viendo que todos somos imperfectos y que puede existir belleza en ello.

Si los restaurantes nudistas crecerán o no, dependerá del éxito de Bunyadi. El restaurante abrirá sus puertas en junio. Si desea acudir tenga paciencia: la lista de espera supera las 30 mil personas, su menú incluirá platillos cárnicos y veganos, y todo es opcional, por lo que también hay una sección para los comensales que no deseen retar las convenciones. El lugar tendrá un periodo de prueba de tres meses para descubrir si es rentable comer e interactuar desnudos, y sobre todo, sin dispositivos electrónicos.

Quizá si pasáramos más tiempo desnudos no tendríamos que preguntarnos todo el tiempo cuando es permitido celebrar la desnudez y cuando debe ser rechazada, valoraríamos más nuestro cuerpo y lo disfrutaríamos más. Un laboratorio más para despojarnos de los prejuicios.


Además ve:


Publicidad