Relaciones de Pareja

Llegó ese momento en la vida: ¿Fútbol o relación de pareja?

Tu novio se apropia del control de la televisión para ver un partido de fútbol y queda absorto con la Copa América. ¿Te suena conocido?
2 Jun 2016 – 3:07 PM EDT

En toda relación debe existir tiempo para ambos, pero también para cada uno. En ese sentido, es importante que cada uno tenga sus hobbies y su propia vida. Es decir, que el noviazgo o el matrimonio no sea lo único que los mueve, sino que sea un complemento a la vida que llevan.

Pero cuando un hobby se convierte en fanatismo y no hay tiempo para la pareja, esto puede ponerla en peligro. “ El fanatismo puede afectar si la conducta de ver fútbol o la práctica del mismo son la prioridad del novio antes que compartir tiempo en pareja; esto ocasiona emociones de tristeza, inseguridad y frustración”, explica Jennifer Ospina, sicóloga especialista en Terapia de Pareja del Centro de Frauky Jiménez en Bogotá, Colombia.

Si bien no se trata que el hombre deje de lado su hobby, este debe hacerse el espacio para pasar tiempo con su pareja, de manera que el fútbol no sea su prioridad. Además, es diferente cuando se trata de jugar fútbol, que es una actividad saludable, que solo estar frente al televisor viendo un partido. “El fútbol es un deporte que ha predominado por mucho tiempo en los intereses del género masculino, para el que lo práctica puede ser un hobby y para el que lo ve un comportamiento que genera placer, satisfacción, o que suple de gran manera una vivienda reprimida”, dice Ospina. “Teniendo en cuenta lo anterior, no es desinterés en la relación si esta conducta ha sido estable en el tiempo incluso antes de conocer a la pareja, si por el contrario, es un interés nuevo que limita e interrumpe los espacios de pareja a pesar de haber dialogado de la inconformidad que esto supone para la pareja, podría ser dañino para ambos”.

¿ Cuándo preocuparse?

En muchos casos, puede ser difícil pedirle a tu novio que deje de ver fútbol. Todas sabemos cómo sería quitarle lo que más le gusta. Sin embargo, tiene que haber un límite. Si pone su hobby por sobre la relación, es mejor replantearse las cosas. Por eso, la sicóloga recalca en la importancia de la frecuencia y la cantidad de tiempo que él dedica a este hobby. “Si superan un hábito normal e interrumpe la realización de actividades o tiempo en pareja de manera excesiva y reiterativa, en ese momento debemos hablar y manifestar nuestro malestar con el fin de generar acuerdos que propicien el establecimiento de nuevas rutinas que contribuyan a la distribución del tiempo que pasan juntos”, dice.


Cuando tengamos este acuerdo será más fácil saber cuándo él podrá disfrutar de su hobby y cuándo compartir un momento romántico contigo. “Si después de haber acordado espacios individuales para disfrutar de su hobby, esto no se respeta, podemos pensar que la persona no está preparada o no le interesa asumir una relación afectiva”, dice la sicóloga. Esto puede significar que ta u novio no le interese luchar lo suficiente por la relación y es mejor que se lo hagas saber. Si no llegan a un acuerdo, quizás es mejor dejarlo ir.


Cuando cada uno tiene su espacio, en el que cada uno hace sus cosas, la relación se estabiliza, siempre que se respete el tiempo que pasarán juntos. Incluso para estrechar más aún sus lazos, pueden buscar un hobby o algo nuevo que a los dos les guste y hacerlo juntos. Ver una serie o practicar algún deporte juntos, sin duda ,será algo que los una más y se conocerán en un ámbito diferente.

También ve:


Publicidad