Plus-size

“No más fat phobia” reclama bloguera a Instagram por censurar su foto en bikini

Todo parece indicar que tener una figura voluptuosa viola los parámetros de comunidad de la famosa aplicación que por el contrario, no tiene problema alguno en permitir imágenes de modelos en poca ropa.
10 Jun 2016 – 3:22 PM EDT

“Hola, Un miembro de nuestro equipo accidentalmente removió algo que publicaste en Instagram. Esto fue un error y sinceramente nos disculpamos por ello. Ya hemos habilitado el contenido y ahora podrás verlo. Gracias” se lee en el email que recibió la bloguera Aarti Olivia Dubey, luego de que una foto en la que aparecía posando con dos amigas en bikini durante una sesión de fotos, fuera retirada de su cuenta por el equipo de Instagram.

Argumentando una “violación de los lineamientos de comunidad”, dicha acción por parte de la aplicación significó un golpe bajo para la también modelo plus size que naturalmente, se sintió lastimada. A través de tres posts más, incluída la imagen de la discordia, Aarti hizo una declaración de respeto y orgullo propio que sacudió las redes.


Tras pedir a sus seguidores que compartieran la imagen, la originaria de Singapur decidió alzar la voz en contra de lo que ella denominó como “fat phobia”. “Míranos bien a las tres. ¿Sabes qué tenemos en común? La creencia de que cualquier cuerpo merece verse bien en lo que visten. Ya sea un traje de baño, un par de jeans, un vestido, lencería o un crop top” demandó a través de un poderoso post a través de su cuenta “Curves Become Her” en el que también celebró a aquellas modelos de talla extra que se han rebelado ante tales señalamientos.

Además, invitó a sus casi 20,000 followers a seguir las cuentas de estas chicas y a hacerse cargo de sí mismas y de su autorespeto. En cuanto a la disculpa de Instagram, dijo aceptarla no sin antes reprobar el trato recibido.


El caso de Aarti, no es ajeno a los miles de millones de usuarios cuya única intención es compartir sus salidas en fin de semana, vacaciones y hasta anuncios de compromiso. En palabras de la propia compañía, Instagram se ha convertido en “el hogar de historias visuales contadas por cualquiera con una pasión creativa”.

Dicho esto, ¿qué tiene de impropio que tres chicas de talla extra posen en traje de baño en una cuenta personal? Si bien, es cierto que los términos de uso “prohíben” las imágenes con “desnudos parciales”, ¿por qué el mismo criterio no aplica a las cuentas de las modelos o las Kardashian?


Más contenido de tu interés