Identidad de Género

¿Por qué estas ocho conductoras tienen que bajar de peso?

La Unión Egipcia de Radio y Televisión ha suspendido a algunas de sus presentadoras por la convicción de que su peso es la razón de su bajo raiting.
23 Ago 2016 – 5:45 PM EDT

La Unión Egipcia de Radio y Televisión ha decidido tomar una acción extraña: le ha negado el espacio al aire a ocho conductoras hasta que estas adelgacen. Y les dio un plaso de un mes. La televisora argumenta que ellas no volverán hasta que tengan “la apariencia apropiada”, mientras que ellas aseguran sentirse avergonzadas ante tal suceso. La ERTU –por sus siglas– aseguró al sitio noticioso de Veto que no retirará la sanción y que aún no ha determinado si les descontará los salarios.

En respuesta a esta medida, el Women's Centre for Guidance and Legal Awareness –en Egipto– condenó este acto que dijeron “viola la constitución”. En cuanto a los televidentes, existieron reacciones polarizadas: mientras algunos se mostraron indignados, otros las tacharon de “bakabouzas”, palabra utilizada por ellos para denominar despectivamente a las mujeres plus size.

Otro de los factores que enciende más la polémica, es el hecho de que la ERTU tenga una mujer presidente que fue conductora anteriormente, motivo por el cual el desconcierto ha sido mayor. Una de las afectadas que ha decidido alzar la voz, se mostró ofendida y se describió a sí misma como “ una mujer egipcia común y corriente que se ve normal”.

El sitio de noticias (propiedad del gobierno) Al-Ahram, no sólo confirmó la decisión de la organización. Dos de sus miembros –que además son mujeres– apoyaron la moción de la ERTU con fuertes comentarios.

Alaa el-Sadani se dijo “nauseabunda por su asquerosa y repulsiva [apariencia]”, mientras que Fatma al-Sharawi, la secundó al cuestionar “¿Será suficiente un veto para ocho?”.

Finalmente, Mostafa Shawky –vocero de la Asociación por Libertad de Pensamiento y Expresión– aseguró que más allá de una cuestión de apariencia, es la calidad del contenido la que demerita al canal. “No entienden que la gente no los ve porque no tienen credibilidad, habilidades o calidad”, dijo. “No tiene nada que ver con su apariencia, sino que demuestra que el talento no es precisamente un requisito que les importe”, finalizó.

Lea también:


Más contenido de tu interés