Un nuevo bebé en la familia: 15 consejos útiles para ayudar al hermano mayor a aceptarlo.

Cuando llega un nuevo bebé a la familia es necesario que los padres tengan en cuenta ciertas consideraciones para ayudar a los hermanos mayores a aceptar la realidad y conocer las ventajas y responsabilidades que conlleva. Hay que saber controlar la situación, se debe tratar de reducir los celos, molestias y hasta la agresividad que …
Univision
6 Jul | 11:36 AM EDT

Cuando llega un nuevo bebé a la familia es necesario que los padres tengan en cuenta ciertas consideraciones para ayudar a los hermanos mayores a aceptar la realidad y conocer las ventajas y responsabilidades que conlleva. Hay que saber controlar la situación, se debe tratar de reducir los celos, molestias y hasta la agresividad que pueda ocurrir, por el bienestar físico y emocional de los niños.

Habrá muchos cambios y la atención de todos estará centrada en el recién nacido, es posible que se cree resentimiento, que los niños se comporten distinto, se sientan desplazados, se vuelvan rebeldes, las horas de sueño varíen, retrocedan en ciertos hitos que ya habían logrado como el entrenamiento al baño, dejar el chupo o el tetero, etc.

¿Qué hacer para que la llegada del nuevo bebé sea más llevadera para tu hijo o hija?

  1. Decirle que llegará un nuevo miembro a la familia de una forma relajada y usando un lenguaje sencillo. Es probable que toque explicar de dónde vienen los bebés y cómo nacerá (dependiendo de la edad del niño)

  2. Sería muy útil conseguir libros o cuentos donde explican cómo nacen los bebés y el papel de los hermanos mayores.

  3. Otras actividades podrían ser: mostrar fotografías de cuando era bebé, visitar amistades con niños pequeños, invitarlos a pensar sobre el posible nombre que tendrá y llevarlo donde el obstetra para que pueda ver y escuchar a su hermanito o hermanita.

  4. Algunos hospitales ofrecen clases informativas para niños y de esta manera se informen sobre el parto, cómo cuidar a los bebés, etc.

  5. Compartir planes e ideas que tiene sobre el bebé, permita que ayude en la organización de la habitación, a escoger ciertos detalles.

  6. Planear la visita al hospital para que le presenten al nuevo bebé, que sea un momento único, íntimo y que se pueda sentir amado, valorado, respetado, afianzando su papel de consentir, compartir, ayudar a todos y proteger al nuevo miembro de la familia.

  7. Tratar de seguir con ciertas rutinas que se manejaban antes del bebé como leer un cuento juntos, hacer tareas, jugar, cocinarle lo que le gusta, etc.

  8. Explicar cómo será todo y qué se necesita. Arreglar una habitación o acomodar la que hay para los dos, una nueva silla para el carro, el coche, el bebé necesita comer a menudo, hay que cambiar muchos pañales, entre otros detalles.

  9. El bebé no puede hacer no podrá hablar ni jugar con él al principio porque es pequeño. Tampoco podrá jugar ni cantar, pero podrá oírlo y verlo jugar, cantar y reír con él hasta que crezca un poco.

  10. Permitir que ayude en el cuidado del bebé a buscando pañales, ropa, baberos que se necesiten, ayudar a cambiarlo, organizar las cosas para el baño, ayudar a empujar el coche, hablarle bajito, cantarle, leer un cuento, etc.

  11. Mantenerlos ocupados mientras se alimenta al bebé con sus juguetes o actividades favoritas. De esta manera no se sentirá desatendido ni demandará atención.

  12. Tratar de no ser demasiado rudos o dejar que haga lo que quiera si se porta mal. No ser demasiado fuertes, pero tampoco muy laxos o blandos. Hay que escucharlo, entenderlo y ayudarlo con estos cambios.

  13. Escucharlos, darles a entender que nos importan sus sentimientos y ser cariñosos es muy importante para ellos.

  14. A veces toca hablar firme y fuerte, sin intimidarlos o regañarles demasiado. Todo debe ser medido. En ocasiones puede que traten de acercarse y compartir, pero a la vez halen, peguen, muerdan o quiten los juguetes al pequeño. Si esto ocurre y es agresivo con su hermano hay que hacerle entender que su conducta no es aceptable y que debe comportarse correctamente.

  15. Si no quiere jugar o ayudar con el nuevo bebé, no le insistas. Espera, habla y permite que se vaya integrando poco a poco.

No hay una forma ideal de manejar este tipo de situaciones, pero si lo haces con amor, tratas de entender, escuchas a tu primogénito y le dedicas tiempo y cuidado, seguro que estos momentos serán llevaderos, enriquecedores y cargados de amor.