Tres formas de recargar energías y ser un mejor padre

Estoy segura de que la mayoría de las mamás y papás procuran todos los días ser mejores padres. Hay días en los que logramos nuestro objetivo y nos vamos a dormir tranquilos y otros en los que terminamos agotados y frustrados preguntándonos, ¿qué nos pasó hoy? Te aclaro que yo no tengo la receta para …
Univision
20 May | 11:10 AM EDT

Estoy segura de que la mayoría de las mamás y papás procuran todos los días ser mejores padres. Hay días en los que logramos nuestro objetivo y nos vamos a dormir tranquilos y otros en los que terminamos agotados y frustrados preguntándonos, ¿qué nos pasó hoy?

Te aclaro que yo no tengo la receta para ser una mejor madre, ni me he graduado de ningún curso que enseñe a nunca fallarle a mis hijos, pero estoy convencida de que algunos simples cambios en nuestra rutina pueden ayudarnos a recargar energías, a estar más atentos, a escuchar mejor, y en definitiva a ser mejores padres.

Aquí te resumo tres formas de recargar energías y disfrutar de la maternidad o paternidad sin quedar exhausto.

¡Time OUT!

No me refiero a la penitencia para los niños, sino a darnos tiempo para nosotros. Tiempo para hacer algo que nos gusta y que necesitamos para estar en armonía. Ya sea visitar amigos, caminar por el barrio, ir al cine, o estar solos por un rato. Pasar tiempo a solas, o con adultos, es casi tan importante como pasar tiempo con los hijos. Es el equilibrio que nos permite ser padres atentos, dispuestos y de buen humor. Si pasamos 24 horas con los hijos, 365 días al año, seguramente vamos a explotar, enojarnos, frustrarnos mucho más que si nos damos el tiempo para relajarnos, recuperarnos y recobrar energía. Para las mamás y papás que trabajan full time, a veces se hace difícil tener tiempo para uno, para el trabajo y para los hijos, pero hay que hacerse un espacio en el calendario para pasar tiempo con uno mismo, haciendo lo que nos gusta y sin culpas.

Organizados, menos cansados

Otra forma de recargar energías es teniendo una rutina de limpieza y la casa organizada, de manera que haya que pasar menos tiempo buscando cosas, recogiendo juguetes del piso y lavando ropa. Cuando la casa está organizada, los padres tienen más armonía dentro del hogar, y más tiempo para pasar con sus hijos. A mí me gusta hacer todo lo posible durante la semana (mercado, laundry, limpieza de la casa), de manera que el sábado y el domingo pueda dedicarme a mis hijas, y a disfrutar del fin de semana, sin estar pensando en que me falta lavar ropa, no tengo comida para la escuela y demás.

Agradecidos y positivos

Quizá te preguntes qué tiene que ver estar agradecidos con la posibilidad de recargar energías. Por si aún no lo sabes, las personas agradecidas tienden a ser más felices, más saludables y a dormir mejor. Pasan menos tiempo enojados o preocupados y no terminan agotados, aunque el día no haya sido el mejor de todos.

Si estamos agradecidos habrá menos posibilidades de que gastemos todas nuestras energías pensando en lo que nos falta, en lo que no tenemos, en lo que no podremos hacer. ¿No te pasa que hay días que terminas exhausto de sólo pensar en cosas que no puedes controlar?

Si logramos estar agradecidos en nuestro día a día, no sólo nuestros hijos aprenderán desde pequeños este atributo tan importante, sino que nosotros podremos evitar perder el tiempo preocupándonos por conseguir cosas, o hacer cosas que, en realidad no son necesarias ni para ellos, ni para nosotros, y tendremos la voluntad y energía para hacer y compartir esas que sí importan.

Y a tí, ¿qué cosas te hacen recargar energías?