null: nullpx
Papás y Mamás

Tips de seguridad en casa para niños pequeños

26 Dic 2014 – 01:15 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

La seguridad de los hijos es un asunto muy serio para los padres y diariamente estamos pendientes de su integridad física y de mantenerlos a salvo, pero cada cierto tiempo hay que hacer una lista de chequeo de la casa y hasta del carro para así mantener libres de accidentes a los menores, pues allí pasan la mayor parte del tiempo y contrario a lo que parece, no es en la escuela o por fuera donde ocurren la mayoría de accidentes, es preciso dentro de casa.

Comúnmente debes checar la seguridad de: escaleras y puertas, ventanas, muebles, habitación de los niños y demás habitaciones a las que tengan acceso, cocina, baño, pisos, alfombras y tapetes, enchufes, cables y aparatos electrodomésticos, como también las áreas exteriores, garajes y talleres.

Apenas empiezan a gatear es necesario que coloques rejas, cercas, asegures elementos corto-punzantes, líquidos que puedan ingerir e intoxicarse como detergentes, líquidos para limpiar y usar elementos plásticos para asegurar toma corrientes. Cuando ya caminan, no se te olvide subir todo aquello que sea susceptible de ser quebrado y pueda causarles daño, como floreros y elementos decorativos, mantener bien guardados los cuchillos de la cocina. No se te olvide que esas manitas se estiran fácilmente y aunque no lo creas alcanzan lugares que crees imposibles.

Cuando tienen más de 18 meses o pasa de los dos años, debes fijarte en no dejar sillas, pequeños bancos o escaleras que puedan mover y usar para alcanzar lo que antes estaba negado o prohibido tocar. Entonces toca ponerle llave a los gabinetes, colocar cerrojos adicionales en las puertas, hacer revisión constante de las rejas a prueba de niños (porque ya de tanto ver como se abre y de intentarlo varias veces, seguro está a punto de enseñarte a cómo abrir y cerrar mejor tu propia puerta). También debes poner protectores o esos elementos plásticos alrededor de la perilla de la puerta para que sólo los adultos puedan abrirlo.

Si tu hijo es muy inquieto, asegúrate de revisar dos y tres veces cada punto crítico de tu hogar (ejemplo baño y cocina) podrían ser sus sitios favoritos y en donde pueden encontrar “juguetes” que no desearías que usara. Cuando están en sus terribles años los toddlers o niños pequeños son exploradores por excelencia y con las baterías muy bien recargadas. Ya sabrás que ellos no toman una siesta, simplemente recargan energías para continuar jugando y explorando.

Un par de consejos adicionales

Debes fijarte de lo que dejas en las mesas, por ejemplo, las frutas que pones a la mano para la merienda pueden traer cierto peligro si las dejas al alcance de su mano, pues están más grandes y autónomos y ya no te harán señas para decirte que quieren algo, simplemente toman lo que quieren y una bolsa grande de naranjas puede caer del mesón de la cocina golpeando su cabeza y haciéndolos caer, resbalar y golpearse.

Aunque no lo creas necesario o pienses que no deben aprender bien todavía, enséñale a subir y bajar escaleras agarrándole de las barandas, porque es inevitable que lo hagan en cualquier momento solos. Así, estés o no estés, ellos pueden usarlas de manera segura.

Si revisas o checas la seguridad de tu casa, usas dispositivos diseñados para ello y tienes en cuenta los puntos más álgidos, podrás estar más tranquilo.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásNiños
Publicidad