null: nullpx
Papás y Mamás

Temporada de limpieza: es tiempo de deshacerte de tantos recuerdos

5 May 2014 – 05:02 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

No sé si es porque tengo una memoria típica de Virgo (que recuerdo todos los detalles) o porque mis hijas están aún pequeñas, pero me cuesta más de lo que pensaba hacer limpieza profunda y deshacerme de la ropa que ya no les entra o de sus juguetes.

Me acuerdo de la ropa que les puse cuando las traje del hospital a casa, cada uno de los vestidos que usaron para sus cumpleaños, Navidades, fiestas. También recuerdo cuál fue el primer juguete que recibieron cada una, los regalos de los abuelos, de los tíos y ni de hablar de todos los dibujos y pinturas que han hecho en estos últimos años.

Sin embargo, el espacio que tengo en casa es mucho más reducido que mi memoria, lo que me obliga a regalar cosas (aunque me cueste despegarme) y también poner algo en la basura.

El año pasado puse en marcha mi plan de spring cleaning haciendo algo que me sirvió mucho y que fue sólo guardar cinco prendas por año de cada hija y ponerles etiquetas a cada una con información sobre cuándo la usó, quién se la regaló, etc.. (ej: primera Navidad). Hice lo mismo con los juguetes. Me tomó una semana entera, pero cuando terminé me sentí aliviada y me quedó mucho espacio disponible. Este año lo repetí y me sirvió mucho tener todo organizado porque la temporada de spring cleaning me agarró en plena mudanza.

Si eres una de esas mamás como yo, que te cuesta despegarte, éstas son algunas técnicas que te ayudarán:

Despegarse sin culpa, guardar sin amontonar: Empezar por definir qué es realmente importante para tí pero también para los hijos, es el primer paso para hacer una limpieza profunda y para tener los recuerdos de los pequeños organizados y bien guardados.

Presente por encima del pasado: Si no logras despegarte de toda la ropa y juguetes de cada hijo, esto puede “tapar” la casa y no permitirle a ellos tener el espacio para jugar ahora, en este momento, y para vivir más ordenados y cómodos. Es decir, no puedes permitir que el pasado te quite un lugar preciado en el presente, y para ello hay que deshacerse de cosas, regalar, donar y guardar lo mínimo y necesario.

Que no quede nada afuera : La limpieza tiene que abarcar todos los cajones, closets, cajas, paquetes guardados debajo de la cama, en el garaje o en el sótano. Como les dije, a mí me tomó una semana entera y tengo dos hijas pequeñas y no mucho espacio, de manera que puede ser que tome más tiempo aún, pero vale la pena.

Regalar y donar: Seguro que hay algún amigo o familiar con hijos que puede hacer uso de la ropa o juguetes que ya no quieres guardar (obvio si están en buenas condiciones). Si no, también se pueden donar. Hay varias organizaciones que recogen las bolsas a domicilio, lo que hace que la tarea sea mucho más simple.

Guardar en forma organizada: Una vez que logras desprenderte de la ropa y juguetes, lo que hay que hacer es guardar las cosas en forma ordenada y detallada. Si no quieres usar etiquetas para cada prenda o juguete, lo que puedes hacer es tomar fotos y pegarlas en el frente de las cajas para tener idea de qué hay en cada una. Las fotos también sirven para que los pequeños, en especial los que no saben leer, sepan qué contiene cada caja y puedan encontrar juguetes o disfraces guardados.

Mucho más que spring cleaning: No sólo la llegada de la primavera es la temporada para hacer limpieza en el cuarto de los chicos o la sala de juegos. La temporada de fiestas o la semana posterior al cumpleaños de cada hijo también son momentos ideales para hacer espacio para los regalos que vienen y regalar lo que ya los chicos no usan.

¿Cuáles son tus técnicas para guardar los recuerdos de los hijos?

Reacciona
Comparte
Publicidad