null: nullpx
Papás y Mamás

Tablas de crecimiento: ¡No te obsesiones con los percentiles!

¡No te obsesiones con los percentiles!
7 Mar 2016 – 9:54 AM EST

"Tu hijo está por debajo del percentil 10 de peso". Eso me dice en cada chequeo su doctora y por mucho tiempo viví obsesionada. Si bien mi pequeño flaquito siempre fue de buen comer yo -obsesionada- quería que comiera más; por mucho tiempo lo perseguía por toda la casa con algún snack y hasta sabía cuántas calorías tenía un fideo y contaba cuantos comía para tener un registro paranoicamente exacto de lo que ingería. Después entendí que no hay por qué seguir esa tabla, que los chicos -como los adultos- tenemos distintas formas y tamaños y que mientras que él esté sano y creciendo, está todo en orden. ¿Qué significan realmente las tablas de crecimiento?

Las tablas de crecimiento son esquemas de medidas utilizadas por los pediatras para valorar y comparar el crecimiento de un niño en relación a un rango estándar. Mediante técnicas estadísticas y con datos obtenidos de un número significativo de niños y niñas normales de diferentes edades, se obtiene una media y así nacen los percentiles: simples medidas de referencias. Un percentil 10 de peso, por ejemplo, solo significa que el 10 por ciento de los niños sanos de esa edad pesan menos pero hay tantos niños por encima de la media como por debajo de ella y nada de eso influye en su salud. Sin embargo, es difícil no preocuparse si tu hijo está dentro del grupo de los de bajo percentil: calma. Si no vemos un problema de salud y el niño es sano pese a su "bajo" peso probablemente lo mejor que puedes hacer es nada. Si tu hijo se sitúa en una curva de crecimiento de bajo percentil y se mantiene en ella no te preocupes. Déjalo crecer a su ritmo y no te enrolles. Por experiencia propia te lo digo: si tú te estresas con su comida, se estresará el también.

Niño de bajo peso enfermo vs niño de bajo peso sano

"Está bien. Solo es petite", me dijo su doctora. Tiene casi 4 años y pesa más o menos 13 kilos (lo mismo que su primo de 2). Prácticamente siempre se mantuvo por debajo del percentil 10. Sin embargo, el hecho de que esté por debajo de la media no implica que esté enfermo. Es más, rara vez se enferma.

El es un niño tan sano como cualquier otro niño ubicado en un percentil superior. Es un niño muy activo que se desarrolla con normalidad. Su papá y yo somos menuditos también, y claro, la genética tiene mucho que ver en su contextura. Después de mucho tiempo en que me obsesioné con gramos, tallas y calorías me relajé y dejé de preocuparme. Su pediatra me dijo que mientras que él sea activo, se muestre sano y no se estanque (no baje abruptamente de su curva) no debo alarmarme.

Que aburrido sería si en el mundo fuéramos todos iguales. Somos bajos y petisos, gordos y flacos y no debemos compararnos. Se puede ser alto o bajo, pequeño o grande y aun así estar saludable. Peso y talla no son más que números. Lo importante es que tu hijo esté sano.

RELACIONADOS:Papás y MamásBebés

Más contenido de tu interés