Separación de los padres: ¿cuáles son las necesidades y los sentimientos de un niño?

Sabemos que la separación de los padres es un proceso muy doloroso para los niños y este dolor solamente puede sanarse con los mimos de ambos progenitores. Pero me pregunto, ¿qué ideas tendrán en su cabecita al ver que comienza una etapa nueva en su vida? o ¿qué sentirá su corazoncito ante la separación de …
Univision
19 May | 12:41 PM EDT

Sabemos que la separación de los padres es un proceso muy doloroso para los niños y este dolor solamente puede sanarse con los mimos de ambos progenitores.

Pero me pregunto, ¿qué ideas tendrán en su cabecita al ver que comienza una etapa nueva en su vida? o ¿qué sentirá su corazoncito ante la separación de los padres?

Por eso elegí una carta, que encontré por Internet escrita por un niño para sus padres separados.

Es un mensaje directo y sencillo que nos llenará de amor, y nos hará reflexionar poniéndonos en el lugar de los niños frente a este proceso. Ellos pueden sentir o necesitar….

Furia, tristeza o enojo: por no vivir con ambos todos los días. Recordemos que quizás para nosotros es una nueva oportunidad para comenzar una nueva etapa, pero para ellos es el fin de vivir con quienes más aman día a día.

¡Que cumplamos con nuestras promesas!: Al no vivir permanentemente con ambos, esperan con muchas ganas el momento de la cita o de una salida. No cumplirles y fallarles, les puede causar un dolor muy grande y nuevamente es comenzar la cuenta regresiva para un nuevo encuentro.

Mantener la imagen intacta de ambos: Escuchar hablar mal de “papi” o “mami” solamente los llenará de resentimiento y rabia, que no les ayudará a vivir con alegría y felicidad su propia vida.

Necesitan mantener la imagen intacta del rol paterno y materno con sus propias percepciones e interpretaciones. Estos roles son muy diferentes al de esposa y el de esposo.

Culpa: Es importante dialogar que la causa de la separación no son ellos—dejarles en claro que son decisiones y problemas de grandes. Porque pueden sentir que su cuidado pesa sobre los progenitores o culpabilidad por la separación de los padres.

Quieren amar a los dos: El mensaje es claro y directo—necesitan mantener un vínculo lleno de amor con ambos. Esto es un DERECHO en la vida de cualquier niño y no un privilegio.

Respetemos su intimidad: Dejemos que sean ellos los que cuenten libremente cómo les fue cuando visitan al otro progenitor, evitando tratar de cuestionarlos y presionarlos para que nos brinden información del otro.

No olvidemos que separarnos del otro, no implica dejar de ser los papis de…. (ese niño que día a día espera un gesto de amor de ambos).