null: nullpx
Papás y Mamás

Ricky Martin: cinco lecciones de Amor que comparto con mis hijos

El Amor es Amor y no tiene límites
25 Feb 2016 – 9:34 AM EST

Es imposible llegar al mes de febrero y no sentirte feliz con tanto Amor a tu alrededor. Y, aunque ya pasó la época de San Valentín, es importante recordar que el Amor no tiene fecha. Para mí no existe nada más importante que este sentimiento tan bonito. Yo soy un papá aprendiendo cada día de esta maravilla llamada paternidad, pero comparto las cinco lecciones de Amor que nos funcionan como familia, que son fijas en mi hogar y las que inculco siempre a mis nenes.

1. Cultívalo a diario. El Amor no se limita al mes de febrero, y menos a una sola fecha como es San Valentín. El Amor es el motor de nuestras almas y algo que se alimenta día a día. No hay nada más importante que decirles y demostrarles a mis hijos cada día cuanto significan para mí. No dejes de tener pequeños detalles a diario. Haz algo que los haga sentir especiales y que no cueste más que tu tiempo y atención. En mi casa nos gusta bailar, así que yo pongo música y comparto esos momentos de risas y felicidad con ellos. Inclusive hacemos competencias. Yo siempre pierdo.

2. El Amor de familia es inigualable. Siempre lo digo, y no me cansaré jamás de repetirlo, yo no estaría aquí hoy si no fuera por mi familia. El Amor de mis padres y mis hermanos ha sido esencial para llegar a tener el éxito que hoy tengo. En los momentos buenos y malos, el respaldo y el Amor incondicional de la familia es imprescindible. Eso es algo que siempre conversamos con Matteo y Valentino. Como todos los hermanos, tienen sus diferencias, pero siempre les repito que la sangre es lo más fuerte, y que siempre podrán contar el uno con el otro. Mi familia es mi roca.

3. El Amor es Amor y no tiene límites. Todo Amor es bueno. Repitan conmigo, todo Amor es bueno. El Amor no puede limitarse a género, ni raza, ni idioma, ni geografía. El sentir Amor es lo más bonito que nos brinda la vida y hay que disfrutarlo en su plenitud. También hay muchos que carecen del Amor y el cariño. Por este motivo, yo agradezco mucho el Amor de quienes me lo brindan.

4. Ser agradecido te trae más amor. Y hablando de agradecimiento… Estoy convencido de que mientras más agradecido estés por lo que tienes y por quienes tienes en tu vida, la vida te premia con más y más Amor. Nosotros tenemos la costumbre en casa de siempre decir de qué estamos agradecidos. Trato de hacer conciencia en mis hijos, de que todo lo que tienen a su alrededor es un regalo, y ese regalo hay que agradecerlo. El agradecimiento en mi hogar es esencial.

5. El Amor empieza con uno. Cuando digo esto me refiero a que la primera persona a quien uno tiene que amar es a sí mismo. Si algo he aprendido es que el amarse nos puede elevar a la cima más alta, y lo opuesto nos puede hundir en la profundidad más oscura. Hoy en día con tanto bullying y mensajes negativos, es importantísimo elevar a nuestros hijos y enseñarles a amarse a sí mismos. No sólo se trata de ser buenos con el prójimo, sino explicarles que el Amor empieza en nuestro interior. Para poder brindarle este sentimiento al mundo, tenemos que fortalecer el amor por nosotros mismos. Yo intento siempre de decirles a Matteo y Valentino lo tantísimo que valen y detallar todo lo bueno que veo en ellos. De tal manera, ellos pueden reconocer los seres maravillosos que son.

Por estos motivos siento que el Amor hay que celebrarlos los 365 días del año. El ser padre es un aprendizaje constante y enriquecedor. Y como esto se trata de compartir información y crecer como comunidad, cuéntenme cómo celebran ustedes el Amor y qué lecciones les dan a sus hijos. ¡Aprendamos el uno del otro!


Más contenido de tu interés