null: nullpx
Papás y Mamás

Recetas para niños con intolerancia a la lactosa

19 Mar 2014 – 08:47 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Cuando tienes un hijo con intolerancia a la lactosa piensas que no hay muchas opciones para que pueda disfrutar de ciertas comidas que sabes que son deliciosas y seguro le encantarán. Desde lo más sencillo que es un cereal con leche, un jugo, una sopa o crema, una pizza, una pasta, hasta un delicioso postre. Todo eso y mucho más puedes ofrecerle.

En el mercado existen opciones para los que tienen esta afección que ocurre cuando el intestino delgado no es capaz de digerir la lactosa, un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. Algunas personas pueden tolerar pocas cantidades o aquellos lácteos que tienen más procesamiento y tienen menos lactosa que la leche como es el caso de la mantequilla, los quesos (curados o duros), el yogur, el helado o la leche de cabra.

El tema de la intolerancia a la lactosa ya no es tan difícil de solucionar. Con ayuda profesional y utilizando productos en la dieta diaria que tomen el lugar de la leche normal, puedes tener en familia una vida sin complicaciones. La leche de vaca puede reemplazarse por leche de soja, de almendras, de coco y hasta de arroz. Si prefieres la leche de siempre, puedes buscar aquellos productos deslactosados. Lo mejor que se puede hacer es probar, alternar, tratar de preparar los platillos de siempre y hasta algunos que no te habías atrevido antes.

También debes tener en cuenta la edad, los gustos, las cantidades requeridas y las presentaciones más adecuadas para preparar algo delicioso y nutritivo. Por ejemplo, el cereal se puede consumir con leche deslactosada y algunas veces con leche de soja o almendras para probar cuál es la que más le gusta y le sienta mejor. O simplemente ir cambiando las opciones por temporadas. En el caso de los postres, qué delicia probar un flan, un arroz con leche, un cheese cake o un helado cremoso. Platos salados como macarrones con queso, papas o patatas con queso, puré de papas, lasagnas y muchas otras opciones.

Hay recetarios, guías, muchas ideas de qué hacer y websites especializados en brindar información y comercializar productos libres de lactosa. Te invito a probar, a combinar, a degustar con toda la familia, que no sea un problema que tus hijos tengan intolerancia a la lactosa, que sea una oportunidad para probar otras opciones.

Reacciona
Comparte
Publicidad