null: nullpx
Papás y Mamás

Recetas de smoothies: tres tips para que te salgan perfectas

15 Jul 2015 – 11:39 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte


 
La verdad no hay recetas de smoothies perfectos, pero si hay tips que te ayuden a que te salga la receta perfecta para ti. Una receta perfecta que esté llena de cosas buenas para tu cuerpo y con sabores deliciosos y que a todo el mundo en tu casa les gusten. Mucha gente tiene la idea de poner cualquier cantidad de ingredientes en la licuadora, prenderla y ya.

No es el chiste, la idea es siempre pensar bien que queremos que tenga nuestro smoothie, y pensar también como lo vamos a tomar. Si como parte de un desayuno, como snack o va a ser simplemente el desayuno (un desayuno que te llevas en el camino).

Si va a ser parte de un desayuno ( con esto quiero decir que voy a comer algo más), yo uso muchas hojas verdes de cualquier tipo, por ejemplo kale, espinaca, acelga, etc.; una fruta como plátano, piña o manzana y alguna que otra super food (acai, maca, chia, etc.). En pocas palabras las recetas de smoothies que hagas con esta fórmula van a ser ligeras. Pero si las recetas de smothies que haga van a suplir el desayuno, las hago más pesadas. A este tipo de receta les pongo avena cocida, quinoa, y alguna leche que no sea de vaca, leche de almendra, coco o hemp. También, cunado mi smoothie es el desayuno, le pongo crema de almendra, de cashew, tahini o hasta aceite de coco.

La diferencia principal esta en las calorías, aunque son calorías buenas, son calorías y es importante pensar que los smoothies pueden llegar a remplazar, en calorías, una comida completa. Otra cosa es que hay veces que pensamos que las recetas de smoothies se hacen con verduras viejas, con lo que está en el refrigerador viejito, lo que no vamos a usar. No por favor. Hay que usar ingredientes llenos de vitaminas y minerales, ingredientes frescos, ingredientes de temporada, locales y de preferencia orgánicos.

Otro tip para tus recetas de smoothies perfectos es no poner mucho hielo o jugo de frutas. El hielo, cuando se derrite vuelve nuestro smoothie aguado y hace que se le quite la textura deliciosa y cremosa que tiene. Es mejor si alguna de las frutas o verduras que uses estén congelada. Cuando usas frutas congeladas, el smoothie se vuelve cremoso, frío y no le diluyes el sabor ni afectas la textura. El jugo de frutas lo vuelve muy dulce y sin querer lo llenas de calorías. Si los jugos de frutas normalmente están llenos de azúcar y nada de fibra, no es tan bueno para la salud. Lo mejor es que uses la fruta entera, con todo y su fibra y para licuar uses agua de coco, de maple o agua sola.

Espero que estos tres tips te ayuden a crear recetas de smoothies perfectas para ti y tu familia. Como te dije antes, la receta perfecta la vas a encontrar tu, y si… es a prueba y error. Pero no te desanimes antes de empezar, es delicioso y la verdad no hay error.

Reacciona
Comparte
Publicidad