null: nullpx
Papás y Mamás

Que no cunda el pánico: la vida social de una madre aún puede existir

31 Oct 2013 – 02:46 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Tener un hijo cambia todas nuestras relaciones. Cambia la relación con nuestra pareja, con nuestros amigos y con nosotros mismos. Y se siente aún más cuando la nueva mamá es la primera en tener un hijo entre su grupo de amigos y su vida social pasa a segundo plano.

Pero que no cunda el pánico: tener un hijo no significa el fin de las charlas con amigas. Hay formas de hacer la transición mucho menos traumática y de adaptarse al nuevo estilo de vida sin perder amigos en el camino. Aquí hay algunas sugerencias de cómo hacerlo:

1-Dile a tus amigas lo que necesitas: Es probable que tus amigas no sepan cómo ayudarte o asuman que quieres estar a solas con tu familia. Tú debes decirles que necesitas de su compañía, si te vendría bien que pasen a verte durante la tarde o fines de semana. Guíalas y no te encierres en tu nuevo mundo.

2- Haz un calendario para ti: Para que tu bebé esté bien, tú necesitas estarlo. Deja la culpa en casa y pon día y hora de salida con amigas, aunque sea una vez al mes. Puede ser un almuerzo, una noche de cine, o una cena en la casa de alguna de ellas. No dejes de hacerlo, porque esos momentos de vida social sirven para recargar energía y regresar a casa con mejor ánimo. Y recuerda que no todos los temas de conversación se centran en tu hijo; habla de todo con ellas.

3- Busca nuevas amigas: Entras en una nueva etapa y con ello llegan cosas nuevas. Intenta establecer amistad con vecinas que tengan hijos. La relación puede crecer y a la larga te servirá de mucho. Juntas podrán hacer play dates, organizar actividades de fines de semana y fiestas de cumpleaños. Esto renovará tu vida social. La amistad no se construye de la noche a la mañana, pero seguramente encuentres nuevas amigas y de las buenas.

4- Acepta que tu vida ha cambiado: Tener un hijo cambia la vida para siempre y eso hay que aceptarlo. La llegada al mundo del bebé trae cosas tan hermosas que jamás te imaginaste, pero también trae nuevas demandas y un nuevo estilo de vida, al que te irás ajustando poco a poco. Y no te olvides que los chicos crecen rápido y que esta etapa se pasa muy pronto, por lo que debemos hacer todo lo posible para disfrutarla.

5-Conoce tus emociones:  Algunos días te sentirás de maravilla, otros quizá un poco sola, desordenada, cansada. No te angusties, ser madre es una experiencia que no se puede explicar fácilmente. Si sientes que tus amigas sin hijos no entienden por lo que estás pasando, es normal. Habla con tu pareja, con mamá o alguien de tu familia y recurre a ayuda profesional si crees que lo necesitas. Recuerda que siempre hay alguien dispuesto a ayudarte.

Y tu vida social, ¿cómo ha cambiado tras tener hijos?

 

 

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásFamilia
Publicidad