null: nullpx
Papás y Mamás

Por una buena causa: 3 formas de donar y cientos de opciones para apoyar

21 Nov 2014 – 12:07 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Hay muchas maneras de aportar a una buena causa, pero la mejor de todas es a través de la donación y el voluntariado. Donar significa otorgar algo de manera gratuita y voluntaria; es un acto que consiste en dar fondos, bienes materiales o tiempo. Las donaciones pueden ser desde centavos o micro-donaciones hasta grandes cantidades de dinero por medio de individuos o empresas.

Puedes donar:

  1. Dinero

Lo puedes aportar en efectivo, tarjeta de crédito o cheques, también por descuento por nómina a través de la empresa donde laboras, o puedes hacer aportes vía Internet. Dependiendo de cómo lo recauden podría hacerse una o varias veces al año y también puede recolectarse en una sola ocasión o por cuotas mensuales.

  1. En especie

Cuando aportas algo en especie se trata de cosas nuevas o útiles. Podría ser ropa, comida, libros, juguetes, implementos, etc.
También puedes donar algo de ti mismo, de tu propio cuerpo. En este caso sería sangre, cabello, óvulo o esperma y órganos (en vida, como en el caso de los riñones o parte de tu médula ósea, o cuando mueras, para que puedan beneficiarse de tus órganos personas enfermas que lo necesiten; para ello debes firmar documentos y aclarar que quieres hacerlo).

  1. Tiempo

Cuando eres voluntario, estás aportando tiempo valioso. En lo profesional podemos aportar y hacer un voluntariado basado en lo que sabemos hacer, o para quienes trabajan en empresas, este tiempo puede ser deducido por nómina. Nuestro aporte es validado por horas de trabajo o participación en actividades que buscan apoyar una buena causa. También se puede trabajar en actividades o proyectos que no tengan que ver con lo que sabemos, pero nuestras manos son valiosas para ayudar. Por ejemplo, organizando lo que tú mismo y otros de tu comunidad han aportado para damnificados, también ayudando en un comedor infantil o de ancianos cocinando o entregando la comida. Hay demasiadas formas de colaborar.
Áreas para trabajar o dónde colaborar

Los ejes en los cuales podemos fijarnos en aportar o ser voluntarios para una buena causa podrían estar basados en nuestros intereses o los de nuestra comunidad de influencia. Y van desde lo social, educativo, salud, promoción de colectivos, cooperación internacional, desarrollo socio-económico, comercio justo, cultural, medio ambiente, participación ciudadana y civismo, derechos humanos, emergencia y socorro, entre otros.

Por ejemplo, para la preservación cultural a través de museos y bibliotecas; para el medio ambiente mediante zoológicos, jardines botánicos y grupos ambientalistas; para la educación con apoyo en infraestructura, manejo y administración, becas para permitir que muchos que no tienen recursos puedan acceder; en cuanto a la salud, puede ser en pro de ayudar a financiar a enfermos, investigación para prevenir o curar enfermedades; también desde instituciones u organizaciones de tipo religioso en las que predominan la ayuda a los más necesitados, pero también las misiones para llevar el evangelio.

Las instituciones

Muchas personas prefieren colaborar a través de grupos apoyados por grandes instituciones, lo importante es que cuando decidas aportar lo hagas con amor y respeto. Por una buena causa se han creado muchas organizaciones, fundaciones y grupos que no tienen ánimo de lucro y que su principal forma de financiar sus actividades es por medio de donaciones. Para ayudar a los niños necesitados encontramos muchísimas instituciones, entre las más reconocidas están la UNESCO y UNICEF. Para el medio ambiente, WWF o Greenpeace. Hay otras instituciones en contra del maltrato o la crueldad animal. Para expandir el uso de la tecnología y uso de la información, existen proyectos de software libre como los que lidera la fundación de software libre (Free Software Foundation), la iniciativa de recursos abiertos (Open Source Initiative), Wikipedia y Creative Commons, entre otros.

Enseñando a los niños

No olvides involucrar a los pequeños en este tipo de actividades altruistas. Ellos crecerán con un sentido de desprendimiento de lo material y afianzarán muchos valores a través de tu ejemplo a través del voluntariado. Cuando sean grandes, seguirán tu camino o buscarán su propia forma de apoyar una buena causa.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásFamilia
Publicidad