Para Sammy, la discapacidad no es incapacidad

Sammy es un niño de 7 años, que estudia en la ciudad de Barranquilla, Colombia. Le gusta la música y disfruta mucho de los sonidos, el karaoke, tocar el piano y hablar por el micrófono como un locutor profesional. Dice que es lo que quiere ser cuando sea grande. Aprovecho el Día Internacional de las …
Univision
4 Dic | 7:50 PM EST

Sammy es un niño de 7 años, que estudia en la ciudad de Barranquilla, Colombia. Le gusta la música y disfruta mucho de los sonidos, el karaoke, tocar el piano y hablar por el micrófono como un locutor profesional. Dice que es lo que quiere ser cuando sea grande. Aprovecho el Día Internacional de las Personas con Discapacidad para contarte su historia.

Este pequeño extrovertido, conversador, carismático, con sonrisa contagiosa, de cabello rizado y lentes, es un niño con capacidades especiales. Muchas veces sus preguntas y su forma de ser hacen que las personas se sorprendan al enterarse de que es ciego.

Nació con un problema visual, lo que llaman restos visuales bajos. Él podía ver luces y bultos solamente, nada con definición. A muy corta edad fue sometido a múltiples cirugías pero tuvo rechazo al trasplante de cornea. Su familia ha aceptado su discapacidad, para así buscar soluciones y ayudarlo en su desarrollo integral.

Cuando le preguntamos a Paola Alcázar, su mamá, sobre los obstáculos que tiene que vencer en su vida diaria, sin titubear dijo: “Sammy nos demuestra que no tiene obstáculos; que puede hacer lo que quiere hacer. No hay barreras. Es un niño seguro.” Ella lo define como luchador, con mucho carácter, perseverante, que no se deja vencer fácilmente, toca a la gente, la gente lo quiere, lo sigue, lo llama. Es afortunado, porque muchos han sido rechazados por ignorancia o por miedo. Los niños con este tipo de discapacidad tienden a preguntar mucho. Hay que verbalizarles todo para que puedan comprender su entorno. Tienden a ser organizados en cuanto al tiempo y agendas y no se les puede cambiar el orden de sus cosas ni de su itinerario. 

Su familia está involucrada con Fundavé, una fundación que trabaja por la inclusión de niños, niñas y jóvenes de la Costa Atlántica Colombiana con limitación visual y sordoceguera a través de programas de educación, cultura, rehabilitación y participación social. Trabajan en proyectos para disminuir el ausentismo escolar y mejorar el rendimiento académico de los niños y jóvenes con ceguera y baja visión, proporcionando dotación de material tiflotécnico para los estudiantes, formación y capacitación de los docentes y las familias como agentes acompañantes del proceso educativo. También producen, y comercializan cuadernos y material que ayuda a fortalecer a la fundación en el tema del autosostenimiento. 

La Fundación María Elena Restrepo, Fundavé, también programa actividades, como Ponte en mis Zapatos, en las que participa Sammy activamente. Él habla e invita a todos a pensar qué harían si tuvieran una discapacidad. Se trata de generar conciencia en los ciudadanos, en pensar qué haríamos desde nuestra profesión para aportar e ir más allá de las políticas públicas.

El reto es seguir trabajando para que niños como Sammy sigan por el mismo camino. Ellos desean ser autónomos y movilizarse solos. El día de hoy nos ayuda a concientizarnos para poder luchar por una sociedad inclusiva.