null: nullpx
Papás y Mamás

Niños independientes: fomenta el crecimiento personal de tus hijos a través de hábitos de autonomía personal

29 Mar 2015 – 12:03 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El viaje por la vida

El ser humano llega a la vida indefenso y desprovisto de todos los recursos necesarios para valerse por sí mismo en un mundo complejo donde deberá ir sorteando obstáculos y afrontando retos cuya superación le hará crecer como persona. En este sentido, conseguir que nuestros hijos sean niños independientes será uno de nuestros objetivos para que puedan desenvolverse de manera autosuficiente en el mundo que les rodea.

Como adultos que somos, sabemos que la vida consiste en algo más que simplemente existir. Vivir significa emprender un viaje de goces pero también de sufrimientos. Vivir implica creer, crear y construir nuestro propio camino con cada paso que damos, sin detenernos ante la adversidad. En nuestro periplo, claro que acabaremos cayendo y no una sola vez, sino varias (sabes que de las caídas podemos aprender). Es por ello que debemos estar preparados y sentirnos los suficientemente fuertes y capaces como para sacudirnos el polvo y volver a emprender la marcha. Al igual que el tiempo no se detiene, nosotros tampoco.

En ese viaje que comienzan nuestros hijos desde el preciso momento de su nacimiento, los padres estaremos acompañándolos mientras les ayudamos progresivamente a batir sus alas para que poco a poco logren emprender el vuelo de sus vidas sin miedo, con total autonomía, independencia y libertad.

Pero, ¿cómo puedo conseguir que mis hijos sean niños independientes? La respuesta está en fomentar hábitos de autonomía personal en tus pequeños.

Los hábitos de autonomía personal

“¡Mira mamá, me he puesto el abrigo yo solito!”, me dijo mi hijo Sergio exultante de felicidad hace unas semanas. Corrió a mis brazos para que le diera un gran beso. ¡Qué satisfacción sentimos los dos! A sus tres años mi niño está en pleno proceso de aprendizaje de hábitos y cada vez que consigue hacer algo sin ayuda es motivo de celebración.

La autoestima de los niños se ve reforzada positivamente cuando superan dificultades. Sienten que son capaces de hacer las cosas de forma independiente, tienen mayor confianza y seguridad en sí mismos y les motiva para afrontar nuevos retos sin miedos.

Los padres tenemos que dejar a un lado la sobreprotección a nuestros hijos y ayudarles a salir de su zona de confort para que sean niños independientes. Piensa que no estaremos siempre a su lado para auxiliarles y que es sumamente importante que les proporcionemos pautas y recursos para que aprendan a dar soluciones a sus problemas por sí mismos.

Debemos lograr que nuestros niños no dependan de nosotros para: asearse, ir la baño, vestirse (han de tener iniciativa para ponerse y quitarse la ropa que previamente hayan elegido y ordenarla), comer (sin ayuda y con modales a la mesa, prepararse el desayuno, etc.) y relacionarse (implica hábitos relacionados con normas de cortesía: saludos y despedidas, pedir las cosas por favor y dar las gracias, comunicarse por teléfono y respetar las reglas en actividades lúdicas en grupo).

Consejos para ayudarte a conseguir que tus niños sean independientes

  • Plantea hábitos acordes a la edad de tu hijo. No seas sumamente exigente, pues hay tareas que tu hijo podrá o no realizar solito según su madurez. Cuando tengas claro lo que tu niño puede hacer sin ayuda, explícale de forma sencilla su tarea (peinarse, cepillarse los dientes…) y dale ejemplo pues los niños aprenden por imitación. Sé constante para que tu hijo practique sus hábitos y supervísalo.
  • No sobreprotejas a tu hijo pero tampoco lo expongas al peligro. Deja que se manche, se caiga y se equivoque, pues todo esto le ayudará a aprender. Sí, probablemente su primer baño sin ayuda se convierta en una fiesta de la espuma. Respira y dale tiempo. El entrenamiento es lo mejor para perfeccionar sus destrezas y consolidar los hábitos.
  • Olvídate de las prisas si quieres conseguir que tus hijos sean niños independientes. Sé que te estresarás cuando veas a tu pequeño girar y girar sobre su eje intentando alcanzar la manga de su chaqueta. Paciencia. Deja que lo haga por sí mismo porque de lo contrario, otro día te pedirá que se lo pongas tú.
  • Unifica pautas de actuación común con todas las personas que están al cuidado de tu hijo. No vale que contigo coma solo y con los abuelos no lo haga, por ejemplo. También es muy importante que colabores con su maestra y atiendas a sus recomendaciones.
  • Motiva a tu hijo con elogios cada vez que experimente un avance en la consolidación de algún hábito. Hazle ver que tiene el privilegio de bañarse o vestirse solo porque ya es mayor. Has de tener claro que tu hijo puede hacer las cosas porque es capaz. Lo puede conseguir siempre y cuando tú no le hagas pensar lo contrario.

Y tú, ¿qué haces para conseguir que tus hijos sean niños independientes?

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásNiños
Publicidad