publicidad

Mis mejores recuerdos de la Navidad: desde mi infancia hasta la maternidad

Mis mejores recuerdos de la Navidad: desde mi infancia hasta la maternidad

Las Navidades de mi infancia eran bien diferentes a las de ahora. En Argentina, donde nací y crecí, la Navidad llega en verano y en vacaciones. Con mi familia casi siempre la celebrábamos afuera, en el patio. Nos reunimos todos los familiares del lado materno (siempre éramos más de 20) y los festejos tenían lugar …

images_128202

Las Navidades de mi infancia eran bien diferentes a las de ahora. En Argentina, donde nací y crecí, la Navidad llega en verano y en vacaciones. Con mi familia casi siempre la celebrábamos afuera, en el patio. Nos reunimos todos los familiares del lado materno (siempre éramos más de 20) y los festejos tenían lugar el 24 a la noche, durante la llamada Nochebuena.

Comíamos vitel toné, pollo, cerdo, ensalada rusa. No faltaba la sidra, ni los turrones y ni las deliciosas almendras bañadas de chocolate, que mi abuela escondía para que no las comiéramos antes de la cena.

Papá Noel llegaba a la medianoche, y a esa hora encontrábamos los regalos debajo del árbol navideño.

En la mesa todos hablábamos al mismo tiempo y las conversaciones eran cruzadas, el de enfrente hablaba con el de la punta, y a veces sinceramente no se entendía nada.

Después de la cena nos quedábamos bailando en la vereda con la familia y saludando a todos lo que pasaban por el frente. Mis abuelos se sentaban en sus sillas-hamaca y mi abuelo, que era una de las personas más populares de la ciudad, no dejaba vecino por saludar.

De grande, solíamos ir a bailar hasta la madrugada y, al día siguiente, el 25, comíamos algo liviano y nos íbamos a la piscina.

Recuerdo muchas de mis Navidades y todas eran especiales, pero tengo un recuerdo muy vívido de una vez en la que mi tío Daniel, que ya no está con nosotros, me llevó al medio de la calle, me mostró una estrella muy brillosa, y me dijo, mira en esa estrella viene Papá Noel, mira cómo está bajando. Y yo vi la estrella bajar. A los cinco minutos los regalos estaban debajo del arbolito y yo no podía salir de mi asombro.

publicidad

Las Navidades sin la familia

En el 2000 me mudé a Miami y ahí tuve mi primera Navidad a solas. Como recién me estaba instalando en un departamento, dormía en una cama inflable. Pese a que varios conocidos me invitaron a pasar la Navidad con ellos, no me sentía en condiciones de estar con otra familia que no fuera la mía. Por eso, a las 10 de la noche hora de Miami, que era la medianoche en Argentina, y rogando que la congestión telefónica no me lo impidiera, llamé a mi familia con una tarjeta de larga distancia, saludé a todos los bulliciosos celebrantes, apagué la luz y me fui a dormir llorando.

Poco a poco me fui acostumbrando a las Navidades sin la familia. Trabajaba lo más que podía para llegar cansada a la casa e irme a dormir.

Luego, en New York, las cosas fueron cambiando. En esta ciudad es difícil no dejarse encantar en la temporada de fiestas. A mí me parecía todo una película: las decoraciones, la nieve, la música, los chicos patinando sobre hielo y los parques iluminados.

Así y todo, no celebraba la Navidad como una fiesta. Quizá iba a cenar con alguna amiga el 24, y el 25 de diciembre me iba siempre al cine.

La maternidad

La primera Navidad que pasé con mi esposo fue muy tranquila. Estaba embarazada de 8 meses y hacía frío. Mi esposo no tenía la tradición de celebrar como yo, y por eso, sólo puse un arbolito pequeño y algunas luces, como para tener algo festivo en el departamento donde vivíamos.

Con la llegada de mis hijas, la celebración de la Navidad volvió a ser algo esperado. Cambié la tradición de dar los regalos a la medianoche (porque todos nos dormíamos antes) por la de darlos a la mañana.

Empezaron también nuestras visitas a Santaland (que son ya una tradición), los paseos en tren con Santa Claus. Comenzamos a decorar galletas navideñas y ahora armamos el arbolito entre todas. Y nunca falta la música navideña, que a mi esposo le gusta escuchar desde Thanksgiving.

La Navidad volvió a tener luces y ruidos en mi casa. Volvió el ajetreo de buscar los regalos, esconderlos, preparar la cena, recibir a los invitados, vestirnos de fiesta. Trato de hacer que cada festejo cree memorias en mis hijas que se puedan llevar con ellas donde vayan.

Sueño que pronto pueda tener una Navidad de verano, con toda la familia, en la que mis hijas puedan vivir esa experiencia de darse un abrazo navideño a sus abuelos, uno de verdad, y no vía internet. Que puedan correr con sus primos y emocionarse a la medianoche cuando vean a Santa bajar desde una estrella. Y me vean bailar con mis hermanos, hasta la madrugada, aunque ahora nos duela un poco más el cuerpo.

Honestamente, no puedo pensar en un mejor regalo para todos nosotros.

¡Que tengan una hermosa Navidad!

publicidad
publicidad
Más de Trends
Los famosos que podrían no recibir regalo por parte de Santa Claus
Maluma, Gabriel Soto y Marjorie de Sousa y otras celebridades que se vieron envueltas en escándalos en 2017 y pusieron en riesgo sus deseos navideños.
Hijo de Nacho cumple cinco años y lo celebran con increíble fiesta
Nacho e Inger Devera celebraron el cumpleaños de su hijo Santiago Miguel Mendoza por todo lo alto. No te pierdas la celebración.
La Befana, la bruja italiana que reemplazó a Santa Claus
Desde hace cientos de años, esta vieja costumbre italiana da otro giro a la manera en que celebran Navidad.
'Las Tres Mosqueteras': Geraldine Bazán y su nueva vida sin Gabriel Soto y a lado de sus hijas
Tras su separación de con el actor, Geraldine Bazán ha volcado todo su cariño y amor hacia sus hijas: Elisa Marie y Alexa Miranda.
publicidad
Villa Santa Lucía, un pueblo al sur de Chile se encuentra enterrado en barro
Un video capturado desde un helicóptero muestra al pueblo con su principal río desbordado. Hasta el momento se registran cinco personas muertas y otras 15 desaparecidas. El pueblo fue declarado zona de desastre.
Comunidad
Voluntarios alegran la Navidad de familias de bajos recursos en Los Ángeles
Unas 450 familias de escasos recursos del centro de Los Ángeles recibieron este sábado la sorpresiva visita de 2,000 voluntarios y oficiales de policía cargados de regalos donados por 24 escuelas católicas. El programa Adopta a una familia es una iniciativa de la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles.
Inquilinos se quejan por drástico aumento en la renta en un vecindario de Los Ángeles
Un grupo de inquilinos y mariachis que viven en un complejo de apartamentos en el sector de Boyle Heights protestaron este sábado frente a la casa del dueño del edificio para pedirle una renta justa. Hace un año, la compañía B.J. Turner les incrementó el alquiler en 800 dólares.
Sometió a su hijo a procedimientos médicos y 13 cirugías que no necesitaba
La madre del menor de edad fue acusada de maltrato, pues según los reportes llevó al pequeño a médicos y pediatras en más de 300 ocasiones sin ser necesario. Kaylene Bowen fue arrestada y al parecer logró recaudar miles de dólares por cuenta de los tratamientos médicos a los que sometió al pequeño Christopher.
Jhoulys Chacín y su trabajo para cumplir el sueño de niños beisbolistas
El pelotero de San Diego Padres, quien está nominado en los Premios Univision Deportes nos platicó sobre el trabajo humanitario que ha realizado con decenas de niños-
‘Bolillo’ Gómez: ‘Estoy orgulloso de estar nominado en los Premios Univision”
El técnico de Panamá espera llevarse el premio a la ‘Hazaña Deportiva del 2017’ para alargar la felicidad tras el pase a la Copa del Mundo de 2018.
Mariano Rivera contó cómo vivió la clasificación de Panamá a Rusia 2018
El exbeisbolista de los Yankees señaló que será un sueño ver a la selección de su país en la próxima Copa del Mundo.
Los títulos de Real Madrid en la era de Zidane
Desde que el francés tomó el mando, los Merengues han acumulado 8 títulos.