Marzo es el mes de la nutrición: cinco pasos para que la familia coma mejor

En teoría puede resultar simple, pero en la práctica se complica: aunque sepamos de memoria las pautas para una buena nutrición de la familia, aplicarlas al día a día no siempre nos resulta fácil. La mejor forma de empezar a cambiar nuestro estilo de vida y optar por una relación más saludable con la comida …
Univision
24 Mar | 12:44 PM EDT

En teoría puede resultar simple, pero en la práctica se complica: aunque sepamos de memoria las pautas para una buena nutrición de la familia, aplicarlas al día a día no siempre nos resulta fácil.

La mejor forma de empezar a cambiar nuestro estilo de vida y optar por una relación más saludable con la comida es siguiendo una rutina de cinco pasos, que es posible de hacer y que da resultado.

1- Hacer una lista de compras: ¿No te pasa que cuando vas al supermercado a comprar sin saber qué quieres, terminas comprando cosas poco saludables y gastando más de la cuenta? Antes de ir a la tienda, hay que hacer una lista y asegurarse de incluir frutas, verduras y alimentos frescos, además de tener un presupuesto determinado para gastar ese día.

2- Aprender a elegir: Como sabrás, la comida de hoy tiene etiquetas que aseguran que son saludables o naturales, pero a veces no es así. Hay que leer los datos de nutrición de cada comida y bebida, y prestar especial atención a la cantidad de azúcar, de sal y a los colores y sabores artificiales. Estos ingredientes tienen un alto impacto en el desarrollo de diabetes, presión arterial alta y cambios en la conducta.

3- Cocinar en casa: Siendo nuestros propios chefs podemos controlar mejor lo que comemos, es decir, saber exactamente cuánta cantidad de sal hay en la comida, si la carne está bien cocida o si hay cantidad suficiente de verduras en el plato. No es sencillo cocinar todos los días, pero se puede cocinar un día de la semana y guardar la comida en el congelador. Además, cocinar en casa ayuda también a comer en familia, a sentarse a la mesa y medir las porciones que comemos, algo que también debemos tener siempre en cuenta en la alimentación de grandes y chicos.

4- Hacer ejercicio: Estar activos no requiere una membresía en el gimnasio ni correr 4 millas cada día. 30 minutos de ejercicio por día para los adultos es suficiente para tener un impacto positivo en la salud. Los chicos necesitan estar activos 60 minutos al día, y esto puede incluir un paseo en bicicleta, correr en el parque, jugar al baloncesto, al fútbol o hacer ballet (entre otras cosas).

5- Recordar que es nuestra prioridad: la salud de la familia es, sin exagerar, lo más importante. Lo que comemos hoy nos puede ayudar o enfermar en los próximos años. Más importante que la ropa nueva, o los juguetes último modelo, es proveer a nuestros hijos con una nutrición lo suficientemente sana como para que puedan jugar, aprender y vivir por muchos años más.

¿Crees que puedes seguir esta rutina? ¡Yo creo que sí!