null: nullpx
Papás y Mamás

Mantener amistades después de tener hijos es difícil—pero no imposible

4 Dic 2013 – 02:08 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

 

Tener amigos que también son padres es como si no los tuviéramos. Entre las agendas incompatibles, obligaciones familiares y la falta de silencio mientras hablamos por teléfono, mantener las amistades entre padres puede ser casi imposible.

Pero debemos tratar. Las investigaciones han dado como resultado que estos lazos de amistad son buenos para nosotros. A las madres que se les ha dificultado tener amigos, tienen la tendencia de sentirse aisladas, lo cual puede llevar a la depresión. Planificar un tiempo para socializar con las viejas y nuevas amistades puede hacernos sentir más realizadas y convertirnos en madres más relajadas.

1.  Aprende de tu esposo

Por regla general, los hombres son mucho mejores manteniendo sus vidas sociales. ¿Cuántos de nuestros esposos pertenecen a ligas de softball, equipos para jugar bolos, o tienen juego de golf durante el fin de semana con los amigos? Durante la semana, los hombres preparan su agenda para socializar y que nada se les olvide. En lugar de tratar de hacerlo de manera casual, ¡incluye el “tiempo para mí” en la agenda de tu esposo! Muy pronto sus actividades sociales se convertirán en una rutina y será muy difícil que te ignoren.

2. Observa los círculos sociales de tus hijos

A los muchachos tal parece que les es más fácil hacer amigos. Si les preguntas a los padres de los conocidos de tus hijos, ellos posiblemente sienten la misma sensación de aislamiento tan común entre las madres. No es tan difícil fomentar la vida social de tus hijos y, a la vez, hacer amistad con los padres de sus amigos. Programar un día para jugar en el parque o centros recreacionales, les ofrece la oportunidad a tus hijos de aumentar sus habilidades sociales y, al mismo tiempo, tú puedes ampliar tu propia red social. Además, las actividades donde se incluyen a los niños evitan la necesidad de conseguir una nana.

3.  Aprovecha los momentos de “tiempo muerto”

Algunas veces necesitas adoptar una estrategia poco convencional para mantener las amistades. En el camino de y hacia el trabajo, programa hacer algunas llamadas telefónicas de larga distancia para ponerte al día con tus amigas de toda la vida. Haz planes para ir al cine una noche, después de que los niños estén acostados.

4. Haz un esfuerzo común  

Puede ser difícil encontrar el tiempo para reunirte con tus amigas de forma individual, entonces, ¿por qué no se reúnen todas al mismo tiempo para una salida especial o para asistir a un evento? Algunos grupos de amigas hacen fiestas, como las noches de Bunco, que se enfocan más en el hecho de estar juntas que en ganar el juego.

Cualquiera que sea tu decisión, será la que mejor se ajuste a tu estilo de vida, sólo asegúrate de no desatender tu necesidad de tener amistades. Los hijos crecen muy rápidamente y más pronto de lo que te imaginas, vas a tener más tiempo para ti. Vas a apreciar haber mantenido las viejas amistades y cosechado nuevas, para disfrutar una vida valiosa y saludable.

 

 

 

 

 

 

 

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásFamilia
Publicidad