Los piojos: cómo combatir a esos despiadados visitantes

En primer lugar que no cunda el pánico, estos bichos son molestos pero no generan un peligro para la salud de los chicos
Univision
3 Sep | 12:38 PM EDT

No estoy segura qué preferimos los papás: que nuestro hijo tenga una nota baja en la escuela o una nota de la escuela diciendo que tiene piojos. La verdad es que éstos generan una situación muy molesta, no sólo a los que les pican, sino a todos los que nos toca combatir a estos bichitos infames.

Estos insectos afectan anualmente a unos 12 millones de chicos de entre 3 y 11 años y la pediculosis es la segunda causa por la que los pequeños faltan a clases, después del resfriado.

De pequeña siempre era la primera en la familia en contraer esta infestación, quizá porque estos bichitos adoran los pelos lacios y mis papás intentaron por todas las formas deshacerse de ellos antes de que contagiara a mis cuatro hermanos.

Pese a que el tiempo ha pasado, estos visitantes nunca deseados nos siguen dando trabajo y los remedios para combatirlos no son 100 por ciento eficientes.

Algo que ya por estas épocas se sabe, es que estos bichos prefieren los cabellos limpios y que la pediculosis no tiene nada que ver con la higiene de la persona. Además, pueden vivir 30 días chupando la sangre de la cabeza y sobreviven unas 48 horas si se caen o son removidos vivos del cuero cabelludo. Lo peor es que como la luz les molesta, son más activos por las noches y hacen que quien los porte en su cabeza no pueda dormir tranquilo.

Para combatirlos hay decenas de opciones, que van desde remedios caseros simples, como el bicarbonato de sodio, hasta lociones que requieren prescripción médica y que contienen químicos fuertes.

Cómo se contagia

Los piojos no vuelan, no es que van de una cabeza a otra chupando sangre y volando en búsqueda de nuevas y cálidas cabelleras, sino que se contagian por el contacto cercano de una cabeza con otra. Tampoco tiene que ver la higiene del cabello. Sin embargo, son más comunes en personas con pelos lacios y finos y mucho menos frecuentes en cabellos bien rizados.

Qué hacer

Que no cunda el pánico, estos parásitos son molestos pero no generan un peligro para la salud de los chicos. Si uno de tus hijos los tiene, lo mejor es empezar un tratamiento lo antes posible y poner especial atención en las liendres. Estos huevos son difíciles de remover y si quedan en el cabello luego se convierten en piojos.

Lo recomendable es también que tu hijo o la persona infectada no comparta la cama con otra persona, ni los cepillos ni peines. Es decir, si tiendes a dormir con tus hijos, busca un plan b o prepárate para combatirlos en tu cabeza. Tampoco permitas que comparta sus gorros o sombreros.

A los peines y cepillos hay que lavarlos con agua bien caliente por 5 minutos. Las sábanas y toallas tienen que pasar por la lavadora con agua caliente. Otra buena idea es ponerlas dentro de una bolsa de plástico por 5 días.

Remedios caseros vs medicina

Cuando era pequeña, mis papás usaban vinagre para tratar la pediculosis. Ahora conozco gente que ha probado exitosamente con bicarbonato de sodio y aceite de oliva, combinados. También se dice que a los piojos no les gusta el olor de los aceites de romero, citronela, té de árbol y menta. Hay personas que dicen haber tenido suerte usando hojas de eucalipto o esencia de lavanda. La ventajas de los tratamientos caseros son que se pueden repetir todos los días, no son caros y no necesitan receta médica.

En las farmacias venden lociones y shampoos para combatir los piojos y las liendres (huevos) en kits que siempre traen el famoso peinecito para sacar a los bichos de la cabeza. Estas lociones son efectivas pero su uso es limitado, es decir se pueden usar cada 10 días y en algunos casos sólo se recomienda un sólo uso.

Y finalmente hay que tener paciencia y dedicación: revisar la cabeza detenidamente y pasar el peine por cada cabello es una tarea poco divertida, pero es la única forma de eliminar a estos bichos de una vez por todas.

Y tú, ¿cómo combates a estos molestos invasores?