null: nullpx
Papás y Mamás

Los gemelos: Cómo mantener armonía a pesar de las rabietas, las peleas y los celos

16 Jul 2015 – 09:19 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Tal vez conoces niños gemelos o mellizos que no paran de pelear, halarse el cabello y lo más grave, de morderse. Estas actitudes entre hermanos se presentan a menudo durante los primeros años de vida generando conflictos en casa.

La convivencia entre hermanos que han nacido al mismo tiempo puede ser más difícil que entre los que tienen distintas edades, pues los enfrentamientos son menos intensos. Los niños van madurando al mismo tiempo y sus necesidades y emociones son parecidas. Ellos requieren atención simultánea y por eso se incrementan los celos. Se supone que un niño mayor podría entender que uno menor necesita un poco más de atención, pero uno de la misma edad no lo entiende. Y si se acaricia a uno de los niños, el otro se molestará y hasta agrederá al otro. Y ni se diga del hecho de empujar, arañar y gritar por un juguete, eso hará parte del pan de cada día. Lo importante es que los padres puedan ayudarles a entender la importancia de compartir, mostrarles lo valioso de tener un hermano de la misma edad y que pueden trabajar juntos como un equipo.

¿Qué pueden hacer los padres para controlar y lograr armonía entre los gemelos?

  • Mantener la calma, tratar de ser neutrales, no regañar o gritar por todo y usar castigos cuando se requiera.

  • Aunque no lo parezca, los gemelos aprenden las ventajas del trabajo en equipo, a cooperar y a esperar su turno antes que otros niños. Todo es cuestión de ponerlo en práctica.

  • Toca preguntar la razón de la discusión, separarlos por un momento, escucharlos y actuar. Determinar si vale la pena un castigo para uno o para ambos, hablar firme y claro y continuar con lo que se estaba haciendo o terminar la actividad o el juego.

  • Si están peleando muy fuerte, va a tocar imperdir que sigan jugando por un rato. Ellos se darán cuenta que no pueden seguir jugando si siguen peleando, que no es buena idea y deben encontrar otras opciones para superar sus problemas.

  • Es conveniente tener un par de ciertos juguetes (algunos vienen con colores o motivos distintos), también enseñarles desde pequeños el sistema de los turnos, cada uno tiene ciertos minutos para jugar con un juguete y debe prestarlo para que ambos tengan la oportunidad de jugar. Cuando no funcione, debe guardarse el juguete para darles a entender que si no pueden compartir, no pueden jugar tampoco con eso que les gusta.

  • No olvidar que cada uno de los gemelos, aunque se acostumbren a pensar siempre en un nosotros, van afianzando su identidad e individualidad poco a poco. Son diferentes, así luzcan muy parecidos. Son distintos y se desarrollan distintos así hayan nacido el mismo día como en el caso de los mellizos. Entonces es importante promover su independencia y hasta pasar algún tiempo con cada niño por separado, invitar a amigos que no tienen por qué ser amigos de ambos a jugar, planear actividades que disfruten ambos, o hacerlo también por separado, etc.

  • El refuerzo positivo es muy importante para todo niño. Cuando cooperen, cuando compartan, cuando jueguen sin pelear, se les debe decir que lo han hecho bien y que sigan así.

Si tienes otros consejos o ideas para compartir, por favor escríbenos, nos encantaría saber tu opinión.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Papás y MamásNiños
Publicidad