Lazos de familia: 8 tips para hacerlos más fuertes y duraderos

De chica crecí rodeada de mis abuelos y tíos. Nos reuníamos todos los fines de semana para comer, para celebrar, o nos visitábamos mutuamente para “tomar unos mates”. Eso aún lo hago cada vez que visito mi país, pero aquí, donde vivo, la situación es distinta: no tengo familiares que vivan cerca y mis hijas …
Univision
17 Sep | 2:29 PM EDT

De chica crecí rodeada de mis abuelos y tíos. Nos reuníamos todos los fines de semana para comer, para celebrar, o nos visitábamos mutuamente para “tomar unos mates”. Eso aún lo hago cada vez que visito mi país, pero aquí, donde vivo, la situación es distinta: no tengo familiares que vivan cerca y mis hijas pueden ver al resto de mi familia y la de mi esposo sólo una o dos veces al año.

Fortificar los lazos de familia puede ser algo que ocurra naturalmente o algo que requiera un poco de planificación, todo dependiendo de la cercanía de los familiares y de la relación que tenemos con nuestros parientes cercanos.

En mi caso, porque tengo al resto de mi familia en otro país, busco la forma de hacer sentir su presencia todos los días, ya sea diciendo cosas como: “ésta es la comida que me enseñó a hacer mi mamá”, o “ésta es la canción que le gusta al Abu”, o “éste es el color favorito de tu tío Santi”. Y por supuesto, haciendo video llamadas y enviándonos correos y dibujos por e-mail.

Pero además de eso, hay otras formas con las que busco no sólo fortalecer los lazos de familia, sino compartir con mis padres y mis hermanos momentos especiales, que, aunque sean a la distancia, siguen teniendo un impacto grande en nuestro día a día.

Aquí, 8 ideas para que los lazos de familia se fortifiquen y duren toda la vida:

Si tienes a la familia cerca…

Visita a los abuelos: Haz que un día a la semana tus hijos almuercen en casa de los abuelos o pasen una tarde a la semana con ellos. Es cierto que cuando los chicos son pequeños es más fácil llevarlos a visitar familiares. Después ya más grandes quieren hacer sus cosas y es importante que en su rutina no se olviden de visitar a los abuelos, que tienen un rol fundamental en la familia.

Organiza una actividad mensual: Dentro de lo posible, intenta organizar una actividad al mes que incluya a todos los familiares, como hacer un barbecue en el parque, ir a la granja, o hacer un picnic. Dependiendo de dónde vives, hay actividades que son perfectas para grupos grandes y allí puedes llevar a tu familia.

Pide colaboración con tareas diarias: Pídele a tu hermano que te acompañe a recoger a tus hijos al colegio o que los lleve a la clase de karate. Dale la oportunidad a los tíos de estar en la vida de tus hijos y de crear momentos que ellos nunca olvidarán. Aunque sea algo mínimo, el hecho de que los familiares estén cerca ayuda a mantener a la familia unida a través del tiempo.

Dale la oportunidad a tus hijos: Si hay alguien en la familia con el que no te llevas bien o no te hablas, quizá sea una buena idea no transmitir ese problema a tus hijos y dejar que ellos decidan, cuando les toque, qué tipo de relación tendrán con esa persona.

Si tienes a la familia lejos…

Fotos y recuerdos de tu familia: Algo que intento hacer siempre es tener fotos actualizadas de mi familia, para que mis hijas vean todos los días las caras de sus abuelos, tíos y primos. Desde “marcos digitales” (esos que cambian las fotos automáticamente) a pósteres y collages (que se pueden mandar a imprimir en farmacias como Walgreens o CVS), hay muchas formas de poner a la vista fotos de nuestros familiares.

Celebra cumpleaños y acontecimientos: Prende una velita para celebrar el cumple de tu mamá o de tu tía aunque estén lejos e invita a tus hijos a soplar y pedir deseos para ellos. Festeja el hecho de que tu hermano se haya graduado de la universidad, aunque no esté cerca para abrazarlo y tirar confeti. Aunque tus familiares no estén al lado, la celebración acortará las distancias.

Crea una página de Facebook: Esto es algo que hicimos con mi familia. Creamos una página a la cual sólo tienen acceso los familiares y en ella ponemos fotos de nuestra infancia, de la actualidad, notas que nos interesa compartir, canciones, frases cómicas de nuestros hijos y demás. Así cada uno puede saber qué están haciendo los otros y ser parte del día a día de toda la familia.

Hangouts y video chats: Cuando me mudé a Estados Unidos, le mandé a toda la familia una página que tenía instrucciones paso a paso de cómo instalar y usar el messenger, para que pudiéramos hablar seguido. Ahora lo hacemos vía Hangouts o video chats. Por supuesto, siempre afrontamos algún problema técnico, pero, una vez superado, podemos vernos, saludarnos, cantar, reírnos y sentirnos un poco más cerca.

¿Cómo fortaleces en tu casa los lazos de familia?