Las guarderías, ¿beneficios o maleficios?

  Desde que Lucas (mi hijo) tenía 4 meses de edad fue a una guardería 3 veces por semana durante 7 horas, ahora que tiene año y medio de edad asiste 5 veces a la semana durante seis horas. Siempre supe que regresaría a trabajar cuando me convirtiera en mamá, pero lo que no planeé …
Univision
8 Abr | 11:33 PM EDT


 
Desde que Lucas (mi hijo) tenía 4 meses de edad fue a una guardería 3 veces por semana durante 7 horas, ahora que tiene año y medio de edad asiste 5 veces a la semana durante seis horas. Siempre supe que regresaría a trabajar cuando me convirtiera en mamá, pero lo que no planeé fue la culpa que me daría dejar a mi bebito en una guardería, y al cuidado de una persona a la que yo ni siquiera conocía.

Las ideas preconcebidas que yo tenía acerca de las guarderías era la raíz de mi culpa, y es que yo tenía la idea (que es una noción generalizada entre muchas personas) que una guardería es lo peor que unos padres le pueden hacer a sus hijos, lo cual parte de nuestra identidad como mujeres—que consiste en no sólo ser madres, sino en ser las mejores madres—y que hay daños irreversibles cuando un niño no se cría todo el tiempo junto a su madre en los primeros años… en fin, la lista sigue y sigue. Como una forma de lidiar con esa culpa que sentía, me puse a investigar. Siendo psicóloga sabía que tenían que existir investigaciones que buscaran probar si las guarderías tienen efectos en el desarrollo de los niños, y resulta que sí hay mucha investigación. ¿Los resultados? Son contradictorios, pero logré encontrar algunas conclusiones que pueden ayudar.

Algunos factores que influyen en el desarrollo son:

  • La edad en que el niño empieza a asistir: Campbell et. al. (2000) encontró en su investigación sobre el impacto de las guarderías, que los primeros tres y medio años de vida son determinantes para el desarrollo de las habilidades sociales. Es muy importante darle oportunidad a los bebés y niños de poder establecer un apego constante con figuras importantes. Cuando alguien cuida a nuestros hijos fuera del hogar debemos intentar que el/la cuidador/a no cambie y se mantenga constante (Melhuish 2004), que sea una persona que disfrute de los niños y provea atención y cariño.
  • El número de horas que pasa en la guardería: Algunos estudios encontraron una ligera correlación entre comportamiento agresivo y el asistir a guarderías, pero también encontraron que la relación era más probable cuando los niños pasaban más de 40 horas a la semana en la guardería y que la misma relación era prácticamente nula en niños que pasaban en ellas entre 10 y 30 horas a la semana (NICHD 1991).
  • La calidad del cuidado en la guardería: En casi todas las investigaciones que hay sobre el tema, los efectos negativos se disminuyen notablemente o incluso desaparecen cuando la calidad del cuidado de la guardería es excelente (esto implica baja rotación de personal, grupos pequeños, material adecuado para la edad, capacitación y preparación del personal, entre otras cosas). También se han encontrado beneficios de tener a los hijos en las guarderías de alta calidad, como que los niños muestran mejores habilidades de sociabilización y se adaptan mejor a los ambientes escolares, muestran más cooperación y su lenguaje es más elevado (Shea 1981, Andersson 1992, EPPE project).

En conclusión, dependiendo de la evidencia que uno busque es posible encontrar investigación que pruebe beneficios o efectos adversos derivados de que los niños asistan a una guardería. Lo importante es saber que nuestros hijos pueden estar perfectamente bien lejos de nosotros, mientras en casa les demos una base sólida de valores, cariño y ejemplo. Aunque la mayoría de las veces no tenemos otra opción más que salir a trabajar y dejar el cuidado de nuestros hijos en manos de otros por algunas horas, el pasar tiempo desarrollándonos, profesional y personalmente, lejos de los hijos hace que nos revitalicemos para estar mejor cuando estamos con ellos. Vivir con culpa no le ayuda a nadie—mejor hay que enfocarnos en los aspectos positivos y hacer lo que es mejor para nuestras familias.