Labores de la casa adecuados para cada edad de los hijos, educar en la responsabilidad

Aunque ser mamá a veces es sinónimo de ser esclava de los hijos, en realidad no es como las cosas deberían ser. Las labores de la casa son una responsabilidad que todos los miembros de la familia debemos compartir en relación con nuestra edad y habilidades. Tener responsabilidades desde muy pequeños ayuda a que más …
Univision
24 Jul | 12:00 PM EDT

Aunque ser mamá a veces es sinónimo de ser esclava de los hijos, en realidad no es como las cosas deberían ser. Las labores de la casa son una responsabilidad que todos los miembros de la familia debemos compartir en relación con nuestra edad y habilidades. Tener responsabilidades desde muy pequeños ayuda a que más tarde sean responsables en otras áreas de su vida, a que cuiden más las cosas, sean más ordenados y sean más autosuficientes.

“Si todos disfrutamos de la casa, es lógico que todos juntos cuidemos de ella” es una frase que todos debemos repetirnos constantemente para no sentir que explotamos a los hijos, lo que hacemos es ayudarlos a madurar y a eventualmente ser independientes y a llevar una casa por si mismos.

Los niños pueden ayudar en las labores de la casa desde los dos años de edad, lógicamente la complejidad y responsabilidad suben conforme van creciendo hasta que son capaces de administrar la compra del mes por si mismos cuando llegan a los 16 años de edad. Algo que ayuda a inculcar éste hábito es la constancia y no hacerlo por ellos. Aunque nosotros lo hagamos mejor y más rápido, es importante darles la oportunidad a ellos de hacerlo.

Algunas recomendaciones para que sea un éxito:

– No critiques su resultado: Tratemos de ser positivos cuando damos retroalimentación a los pequeños que se esforzaron en su tarea, si les señalamos todo lo que hicieron mal, la próxima vez no querrán hacerlo o lo harán de mala gana.

– Los adultos deben poner el ejemplo: Si tu y tu pareja se quejan cada vez que tienen que lavar platos, aspirar o hacer la cena, entonces ¿cómo esperamos que nuestros hijos se motiven para realizar las labores que les asignamos?

Trata de hacerlo entretenido: Ok, son labores de la casa y no jugar con pistolas de agua, pero igual puedes evitar que se vuelva algo tedioso. Pon música y baila, haz competencias de velocidad para guardar juguetes, o carreras de relevos con el trapeador, puedes aprovechar para enseñarles sobre creatividad en todas las actividades rutinarias.

– Empieza de adentro hacia afuera: comienza por la higiene personal lavándose las manos, vestimenta, etc. Luego puedes moverte a cosas que lo involucren directamente como sus juguetes y su habitación, más tarde cosas de la casa y las mascotas y por último responsabilidades de pagos, compras y otros que se hacen fuera de casa.

– No sobreprotejas: Cuando les damos la oportunidad nuestros hijos nos sorprenden con todo lo que son capaces de hacer. No hagas todo por ellos y dales el espacio de hacerse responsables por sus propias cosas y quehaceres.

También te dejo con algunas ideas de labores en la casa para niños de diferentes edades:

– 2-3 años: Tirar envoltorios o pañales a la basura, recoger sus juguetes, poner la ropa sucia en el cesto, dar un premio al perro, poner un vaso en el fregadero ( o la cocina si no alcanza), limpiar con un trapo cuando tire algo, vestirse y desvestirse con ayuda, lavarse los dientes con ayuda, cargar su sweater cuando salen.

4-6 años: Regar una planta de la casa (de preferencia en el patio para evitar desastres), darle de comer al perro, llenar el plato del perro de agua, desempolvar muebles, ordenar el cuarto, hacer su cama (con ayuda), doblar la ropa limpia, sacar ropa de la lavadora, poner la mesa, cambiar el rollo de papel higiénico, preparase pan con mermelada (con supervisión), acompañar a la compra y ayudar llevando una bolsa liviana, vestirse y desvestirse sin ayuda.

– 7-9 años: Preparar limonada, preparar la ensalada, contestar el teléfono, mantener su cuarto ordenado, doblar y guardar en el cajón adecuado su ropa limpia, meter la ropa sucia a la lavadora, lavar platos, barrer, trapear, sacudir. Ser responsable de apuntar en la lista de las compras cuando se necesite jabón, pasta de dientes y papel higiénico, hacer su cama sin ayuda, preparar su maleta para un fin de semana con supervisión, recoger las heces del perro.

– 10-12 años: Cambiar las sábanas de su cama semanalmente, llevar el seguimiento de sus citas con el médico, poner a andar la lavadora y poner la ropa a secar, hacer el desayuno para toda la familia, recoger y limpiar la cocina, limpiar los baños, ir a comprar algo que haga falta.

Espero que estas ideas sirvan como punto de partida, ayudarás a tus hijos a ser autónomos y más felices.